Altar de la Victoria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Altar de la Victoria fue instalado en la casa romana del senado (la curia) que llevaba una estatua de oro de la diosa Victoria. El altar fue establecido por César Augusto en el año 29 a. C. para celebrar la derrota de Marco Antonio y Cleopatra en Actium. La estatua representaba a una mujer con alas, sosteniendo una palma y descendiendo para otorgar una corona laurel al victorioso. La estatua fue capturada por los romanos en 272 a. C. al rey Pirro de Epiro.

El emperador cristiano Graciano el Joven la quitó en 382. Después de la muerte de Graciano, Quinto Aurelio Simmaco, prefecto de Roma y pagano, escribió al nuevo emperador, Valentiniano II, en 384 solicitando la reinstalación del altar. Su petición fue satisfecha con una gran resistencia de Ambrosio, obispo de Milán, quien llevó a cabo una gran presión sobre el joven emperador, en parte debido a la residencia de la corte imperial en Milán. El altar fue restaurado por el usurpador Eugenio, durante su breve reinado (392–394).

Otras peticiones para restaurar la estatua fueron rechazadas en 391 por un decreto del emperador cristiano Teodosio I el Grande como parte de su política de supresión de las viejas religiones paganas.