Almíbar de maíz de alta fructosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Formación de vagones cisterna, cargando almíbar de maíz rico en fructosa

El almíbar de maíz rico en fructosa o jarabe de maíz rico en fructosa también denominado sirape glucosa-fructosa o JMAF/AMAF por sus siglas[1] [2] [3] constituye cualquier almíbar del grupo de almíbares de maíz que hayan pasado por el procesamiento enzimático para convertir parte de su glucosa a fructosa para producir una dulzura deseada. En los Estados Unidos, las comidas típicamente utilizan el almíbar de maíz rico en fructosa como el endulzante principal en lugar de azúcar. Es muy común en alimentos y bebidas preparadas como el pan, cereales, fiambres, yogures, sopas y aderezos.[4]


Efectos a la salud[editar]

Obesidad[editar]

De acuerdo con Anderson, en los últimos 35 años ha habido un incremento en la incidencia de la obesidad, así como en el uso de azúcares añadidos, los cuales se consumen cotidianamente en los alimentos. Este aumento en la obesidad se atribuye a la correlación hipotética entre el aumento del consumo de azúcares añadidos en los alimentos, específicamente el del almíbar de maíz rico en fructosa. Se han llevado a cabo investigaciones detalladas para estudiar el efecto de este edulcorante y el peso corporal. [5]

Ferder, Ferder y Inserra reportaron que el consumo de la fructosa y la obesidad tienen un enlace a cabo que la fructosa no causa una respuesta de insulina. Esto es importante porque sin una respuesta de insulina después del consumo de alimento alto en fructosa no existe la supresión de apetido, lo cual es normalmente causado por la hiperinsulinemia después de una comida. Si no se produce saciedad o supresión del apetito, la persona seguirá comiendo más o en exceso.

Bocarsly et al.[editar]

Bocarslyet al. [6] completó un estudio en 2010 en el cual grupos de 10 ratas fueron alimentadas con agua endulzada con 8% JFAM 12 horas al día, 8% JMAF 24 horas al día y 10% con sucrosa 12 horas al día (azúcar de casa) todas con ad libitum (alimento para ratas) o sólo alimento ad libitum durante de 8 semanas. Luego grupos de 8 ratas macho fueron alimentadas para comparar las dietas con edulcorante añadido en forma de JMAF con las que no lo tenían durante 6 meses. Los grupos de 8 ratas hembra fueron alimentadas para comparar dietas sin edulcorante o con diferentes tipos a los que no recibieron ninguno durante 7 meses.

El grupo de ratas que consumió JMAF durante 12 horas el día ganó 48% más peso que el que consumieron sucrosa 12 horas al día en los machos jóvenes a corto plazo, pero menos en hembras adultas. También se reportó que las ratas que consumieron JMAF 24 horas al día ganaron un peso estadísticamente significante cuando se compararon con las ratas con sucrosa o solo con alimento para ratas. Además, no se encontraron diferencias en los niveles de glucosa en la sangre durante la observación.

Otro estudio se llevó a cabo por 6 a 7 meses y almohadillas de grasa fueron removidos de las ratas y pesadas. Las almohadillas para las ratas consumiendo JMAF para 12 horas al día pesaron significativamente más que que las ratas que simplemente consumieron alimento de rata y pesaron menos que pero insignificativamente menos que las ratas que consumieron sucrosa.

En grasa de ratas con HFCS 24 h/día no fueron estadísticamente diferentes en peso que ratas on chow only. The rats fed with 24 h HFCS also had higher triglyceride (TG) levels than rats fed 12h sucrose or chow only, indicating signs of metabolic syndrome. TG levels were not tested for rats fed 24h sucrose, and other studies indicate that sucrose and HFCS have similar post-metabolic profiles.[6] The study methodology has been criticized.[7]

Ho et al.[editar]

Chi-Tang Ho et al. descubrió que los refrescos endulzados con JMAF son "asombrosamente altos" en compuestos nocivos de carbonilo, como metilglioxal cuando comparado con un grupo de control que consumía refrescos gaseosos de dieta y concluyó que la sucrosa no tiene las mismas tendencias de producir estos compuestos.[8]

Síndrome metabólico[editar]

Constante con los descubrimientos de la Asociación del Corazón Américana el síndome metabólico se defina como la manifestación de numerosos factores de riesgo dentro de un ser humano. Éstos factores incluyen altos niveles de presión, grasa abdominal, altos niveles de triglegirados en la sangre, altos niveles de ácido úrico, resistencia a la insulina y un estado de inflamación constante. Individuos con síndrome metabólico suelen de un alto riesgo de desaroolar otros problemas de salúd como enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2. [9]

Enfermedades cardiovasculares[editar]

La Clínica Mayo define una enfermedad cardiovascular como un término que encabeza las descripciones de una variedad de enfermedades las cuales afectan al corazón. Actualmente las enfermedades cardiovasculares son la mayor causa de muerte en el mundo, así como en los Estados Unidos. La prevalencia abrumadora de la enfermedad cardiovascular hace que sea importantísimo entender de manera completa sus causas y luchar para prevenirlas. [10]

Movimiento para volver a usar azúcar[editar]

El 21 de marzo de 2009 el períodico neoyorquino The New York Times reportó que algunas compañías alimenticias y restaurantes han comenzado a utilizar azúcar en sus productos para atraer a los clientes que prefieren no consumir JMAF.

Fuentes[editar]

  1. Informed Choices Blog, see "Edit:" at bottom of article: The Sweet Life: High Fructose Corn Syrup/Isoglucose
  2. Glucose fructose syrup: the crack of sweeteners Netmums
  3. Agriculture and Agri-Food Canada: The Canadian Soft Drink Industry "Glucose/fructose is a generic term for high fructose corn syrup or HFCS". Visto 5 de noviembre 2009.
  4. David Wallinga, M.D., Janelle Sorensen, Pooja Mottl, Brian Yablon, M.D. (enero de 2009). Not So Sweet: Missing Mercury and High Fructose Corn Syrup. Institute for Agriculture and Trade Policy. http://web.archive.org/web/http://www.globe-expert.eu/quixplorer/filestorage/Interfocus/5-Climat_Environnement/58-Agriculture/58-SRCNL-IATP/200901/Jan._26_2009_Not_so_Sweet_Missing_Mercury_and_High_Fructose_Corn_Syrup_report_by_By_IATPDavid_Wallinga_M.D._Janelle_Sorensen_Pooja_Mottl_Brian_Yablon_M.D..pdf. 
  5. G.H. Anderson (2007). «Much ado about high-fructose corn syrup in beverages: The meat of the matter». American Journal of clinical Nutrition 86:  pp. 1577–1578. 
  6. a b Bocarsly ME, Powell ES, Avena NM, Hoebel BG (February 2010). «High-fructose corn syrup causes characteristics of obesity in rats: Increased body weight, body fat and triglyceride levels». Pharmacology, Biochemistry, and Behavior 97 (1):  pp. 101–6. doi:10.1016/j.pbb.2010.02.012. PMID 20219526. 
  7. «HFCS makes rats fat? Marion Nestle». Foodpolitics.com. Consultado el 06-11-2010.
  8. "Soda Warning? New Study Supports Link Between Diabetes, High-fructose Corn Syrup" ¿Advertencia de gaseosas? Nuevo estudio apoya enlace entre diabetes, almíbar de maíz rico en fructosa visto lunes 13 de agosto 2007, 16:30 ET Source: American Chemical Society (ACS) - Newswise
  9. «Metabolic Syndrome (Síndrome Metabólico)». American Heart Association (Asociación Americana del Corazón]] (2010). Consultado el 01-11-2010 en inglés.
  10. «Heart Disease (Enfermedad al Corazón)». The Mayo Clinic (La Clínica Mayo) (28 de enero de 2009). Consultado el 1 de noviembre de 2010.

Enlaces exteriores[editar]