Zarramacos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Los zarramacos, guerreros del bien, cantando las coplas.

Los Zarramacos, también denominados "campanero", "zorromocu" o "zamarrón" es uno de los vijaneros de gran fortaleza física que lleva la cara tiznada de negro a cuyo cuerpo van adheridos de 6 a 10 campanos o zumbas(puediendo alcanzar en muchos casos más de 40 kilos, dependiendo del aguante del zarramaco) que forman parte del ritual que se celebra entre la Nochevieja y los últimos días de febrero celebrando la "La Vijanera"(Silió, Cantabria, primer domingo del año nuevo).

Así disfrazados, saltan y se agitan como "posesos en trance", jorricando los campanos produciendo un ruido ensordecedor, con el fin de ahuyentar a los malos espíritus.

Forman parte del cortejo que inicia un recorrido hasta la "raya" o límite de la aldea próxima, dónde les reciben los mozos vecinos a los que les preguntan si quieren paz o la guerra. Si hay paz se abrazan y bailan juntos y si hay guerra se lían a puñetazos y pedradas. Tras el rito de la raya continúan pidiendo recitando a los presentes distintas coplas irónicas alusivas a hechos acaecidos durante el año ya pasado.

Véase también[editar]