Ley alemana para la restauración de la función pública de 1933

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Promulgación en el boletín público Reichsgesetzblatt

El 7 de abril de 1933, un mes después de la llegada del nazismo en Alemania, entró en vigor la Ley para la Restauración de la Función Pública (Gesetz zur Wiederherstellung des Berufsbeamtentums en idioma alemán, o abreviado: Berufsbeamtengesetz) aprobada por el NSDAP. El acta fue conocida también como Ley de Servicio Civil.

De acuerdo con el Artículo 1, para instaurar un servicio civil "nacional y profesional", aquellos miembros pertenecientes a ciertos grupos del funcionariado debían ser cesados.[1]​ Mientras estuvo en vigencia, los funcionarios de origen "no ario" fueron sometidos a jubilaciones forzosas. La población de origen judía fue la principal afectada junto con miembros del KPD.[2][3]​ Esto significaba que ni judíos, ni opositores políticos ni ciudadanos con raíces no arias podían trabajar en la función pública alemana.

El primer borrador fue redactado por el Ministro del Interior: Wilhelm Frick. No obstante y a pesar de a quienes iban dirigidas las leyes, el Presidente Paul von Hindenburg se opuso al edicto hasta que se incluyeron tres enmiendas en las que quedaban excluidos:[4]

  • Aquellos veteranos de la I Guerra Mundial que sirvieron en el frente.
  • Aquellos que hayan trabajado en la función pública desde el 1 de agosto de 1914 (antes del inicio de la guerra).
  • Aquellos que perdieron un familiar (padre o hijo) durante la Gran Guerra.

Adolf Hitler dio su visto bueno y la ley entraría en vigor a partir del 7 de abril de 1933.[cita requerida] En la práctica, los funcionarios judíos quedaron excluidos de las enmiendas, y no fue hasta el fallecimiento de Hindenburg en 1934 cuando estos fueron rechazados. Sin embargo, la ley fue un punto de inflexión para la comunidad judía desde la emancipación de estos en 1871, año en el que se aprobó la última ley antisemita en Alemania. Un claro ejemplo fue el de Albert Einstein, el cual dimitió de su cargo en la Academia Prusiana de las Ciencias para después emigrar a Estados Unidos antes de que se hubiese producido su expulsión. El efecto del acta llegó a los centros de enseñanza, siendo la Universidad de Gotinga un ejemplo cuando el [entonces] Ministro de Educación Bernhard Rust le preguntó al matemático David Hilbert: "cómo son las matemáticas en Gotinga ahora que está libre de la influencia judía?", este le respondió: "ya no hay más matemáticas en Gotinga".[5]

Contenido[editar]

Racial[editar]

Albert Gorter redefinió el término "ario" en el párrafo correspondiente:

Los arios forman parte de una de las tres ramas de la raza caucásica (blancos). Esta se subdivide en los correspondientes grupos: Occidentales o Europeos (alemanes, romanos, griegos, letones, celtas y albaneses); Orientales o Asiáticos de India (hindúes) y de Irán (persas, afganos, armenios, georgianos y kurdos). Aquellos cuyo origen no es ario, entran en el grupo Mongoloide (amarillos) y Negroides (negros) por una parte y Semitas (judíos, árabes) y Hamitas (bereberes). Los fineses y los húngaros entran dentro del grupo mongoloide, sin embargo es complicado catalogarles como "no arios", no obstante, aquellos europeos sin raíces semitas son arios...[6]

Aun así, muchos consideraron esta definición de inaceptable puesto que se incluían razas no europeas.[6]Achim Gercke, de acuerdo con las Políticas Raciales, declaró: "los arios son aquellos con orígenes y sangre alemana; y descendiente de un grupo étnico europeo desde que existen registros históricos". Esta nueva definición permitió a la administración pública diferenciar entre "arios" y "no arios".[6]​ No obstante, se podía tolerar cierto origen judío siempre que "no supusiera ninguna amenaza para la población alemana".[7]

Político y administrativo[editar]

En cuanto a la clase política se refiere, los opositores al nacionalsocialismo (considerados "traidores al Estado"), la ley dictaminó que debían someterse a una jubilación forzosa o bien ser cesados.

Los funcionarios públicos que empezaron a trabajar a partir de 1918 (año en el que finalizó la Gran Guerra) y que eran incapaces de demostrar haber realizado las prácticas para trabajar debían ser despedidos. De acuerdo con el lenguaje de la propaganda nazi, estos pasaron a ser denominados: "Parteibuch-Beamte".

Párrafos[editar]

  • Sección § 3[8]
    • § 3 (1): de la "Primera Ordenanza para el cumplimiento de la Ley para la Restauración de la Función Pública" dictamina que aquellos funcionarios que no tengan ningún origen ario, pero sí un abuelo judío (¼ de judío de acuerdo con las Leyes de Núremberg) deben dejar de inmediato su puesto.
    • § 3 (2): Sin embargo, aquellos que hayan desempeñado su cargo desde antes de agosto de 1914 pueden seguir en su puesto, incluidos aquellos funcionarios judíos cuyo hijo o padre halla fallecido en el frente de la I Guerra Mundial ("Frontkämpferprivileg"). También están exentos de cese aquellos que hayan podido demostrar sus raíces arias y que no han tenido ancestros judíos.

Sin embargo, los funcionarios judíos conservaron sus empleos hasta finales de 1935. incluidos

  • Sección § 6: los funcionarios serán jubilados forzosamente sin justificación en aras de la simplificación de la administración.[9]

En cambio, los puestos vacantes continuaron vacíos.

Dichas regulaciones y las posteriores se aplicaron a todos los trabajadores de la administración, incluyendo a los banqueros.[10]

Aquellas personas afectadas, tuvieron restringido el derecho a cobrar pensiones. No obstante, en 1938 entró en vigor el Séptimo Decreto sobre la "Siebente Verordnung zum Reichsbürgergesetz" (Ley Civil del Reich) que facilitaba el acceso a las mismas.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Ehrenreich, Eric (2007). The Nazi Ancestral Proof: Genealogy, Racial Science, and the Final Solution. Bloomington, Ind: Indiana University Press. ISBN 978-0-253-34945-3. 
  • Bauer, Yehuda: A History Of The Holocaust. New York: F. Watts, 1982. ISBN 0-531-09862-1, ISBN 0-531-09862-1 0-531-09862-1.
  • Friedländer, Saul: Nazi Germany and the Jews Volume 1. The Years of Persecution, 1933-1939. New York: HarperCollins, 1997 ISBN 0-06-019042-6.
  • Hentschel, Klaus, editor and Ann M. Hentschel, editorial assistant and translator: Physics and National Socialism: An Anthology of Primary Sources. Birkhäuser: Basel, Berlín, Boston, 1996. ISBN 0-8176-5312-0.

Referencias[editar]

  1. The Nazi Germany Sourcebook: An Anthology of Texts, ed Roderick Stackelberg, Sally A. Winkle, Routledge, 15 Apr 2013, Article 1 First Regulation for Administration of the Law for the Restoration of the Professional Civil Service
  2. The Nazi Germany Sourcebook: An Anthology of Texts, ed Roderick Stackelberg, Sally A. Winkle, Routledge, 15 Apr 2013, Article 3.12b First Regulation for Administration of the Law for the Restoration of the Professional Civil Service
  3. The Nazi Germany Sourcebook: An Anthology of Texts, ed Roderick Stackelberg, Sally A. Winkle, Routledge, 15 Apr 2013, Article 2 First Regulation for Administration of the Law for the Restoration of the Professional Civil Service
  4. See Law for the Restoration of the Professional Civil Service for the exceptions.
  5. The dinner between Hilbert and Rust
  6. a b c Ehrenreich, 2007, p. 10.
  7. Ehrenreich, 2007, p. 11.
  8. Peter Longerich: Politik der Vernichtung. Eine Gesamtdarstellung der nationalsozialistischen Judenverfolgung. München 1998, ISBN 3-492-03755-0, S. 42 und 600.
  9. Raul Hilberg: Die Vernichtung der europäischen Juden. Frankfurt/Main 1990, ISBN 3-596-10611-7, Bd. 1, S. 90.
  10. Dokumentarchiv / Günter Plum: Wirtschaft und Erwerbsleben. In: Wolfgang Benz (Hrsg.): Die Juden in Deutschland 1933–1945. München 1988, ISBN 3-406-33324-9, S. 286.

Enlaces externos[editar]