ISAGEN

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ISAGEN SA ESP
ISAGEN .png
Logotipo de ISAGEN
Tipo Filial
En Bolsa
Símbolo bursátil BVC: ISAGEN
Industria Energía
Sede Bandera de Colombia Medellín (Colombia)
Servicios Generación de energía, construcción de proyectos y comercialización de soluciones energéticas.
Propietario Bandera de Canadá Brookfield Asset Management (57,6%)
Bandera de Colombia Epm (13,14%)
Bandera de Colombia Fondo de Pensiones Porvenir (6,06%)
Otros (23,19%)
Matriz CanadáFlag of Canada.svg Canadá Brookfield Asset Management
Sitio web www.isagen.com.co

ISAGEN (BVC: ISAGEN) es una empresa colombiana de origen estatal que pasó a ser filial del canadiense Brookfield Asset Management en 2016 por 6,5 billones de pesos. Se dedica a la generación de energía, la comercialización de soluciones energéticas y el desarrollo de proyectos de generación.[1]​ Su sede principal está ubicada en Medellín y tiene oficinas regionales en Bogotá, Cali y Barranquilla.

Es la tercera generadora del país[2]​ con una participación del 16% en el Sistema Interconectado Nacional. Cuenta con una capacidad instalada de 3.032 megavatios (MW) distribuida en seis centrales hidroeléctricas, una térmica y 150 MW adicionales, producto de la interconexión con Venezuela.

Historia[editar]

El 4 de abril de 1995 se realiza la escisión parcial de la sociedad Interconexión Eléctrica S. A. (ISA) dando origen a la sociedad Ecogen que posteriormente pasaría a llamarse ISAGEN S.A. ESP a la cual se le transfirieron los activos de generación electrica propiedad de ISA.[3]​ En 2005 el gobierno recomienda la venta del 20% de las acciones de ISAGEN, luego en 2006 se establece la venta de acciones de ISAGEN.[4]

Frente a los grandes problemas de generación eléctrica que vivió Colombia a principios de los años noventa, el Estado publicó entre 1992 y 1994 decretos y leyes que permitieron la participación del sector privado en la generación de electricidad mediante la figura de generadores independientes, convirtiendo la generación y comercialización en actividades competitivas y separándolas del negocio de transporte por redes. A partir de esto se podría ejercer la comercialización separada o conjuntamente con la generación y distribución. Centrales de generación de energía. El 13 de enero 2016 en medio de protestas y polémica nacional Brookfield Asset Management (BAM) multinacional canadiense compra por 6,49 billones de pesos colombianos el 57.6% las acciones del gobierno colombiano convirtiéndose en el mayor accionista.[5]

Central Ubicación Capacidad instalada
Central Hidroeléctrica San Carlos San Carlos (Antioquia) 1240 (MW)
Central hidroeléctrica Jaguas San Rafael (Antioquia) 170 (MW)
Central hidroeléctrica Calderas Granada (Antioquia) 26 (MW)
Central Hidroeléctrica Miel I Norcasia (Caldas) 396 (MW)
Central térmica Termocentro Cimitarra (Santander) 300 (MW)
Central hidroeléctrica Amoyá Chaparral (Tolima) 80 (MW)
Central hidroeléctrica Sogamoso Betulia (Santander) 820 (MW)

Proyectos de generación de energía[editar]

Proyecto Potencia MW Energía GWh/año Estado
Trasvase Manso 80 104 Terminado
Proyecto Hidroeléctrico Sogamoso 820 5.056 Terminado
Total 900 5.670

Venta de Isagen[editar]

La subasta de Isagen fue anunciada en diciembre de 2015 por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Esta se realizaría entre dos oferentes, Colbún y el fondo de inversión canadiense Brookfield. El 11 de enero de 2016, Colbún anuncia su retiro de la subasta, y a pesar de esto, el gobierno procede con la venta de Isagen, la cual se realiza el 13 de enero al fondo Brookfield en subasta de único postor, durante evento llevado a cabo en la Bolsa de Valores de Bogotá el 13 de enero. Brookfield compró Isagen a un precio de 6.48 billones de pesos colombianos por el 57.6% de participación que poseía el gobierno colombiano. Este monto fue propuesto por el Presidente de Colombia.

Aunque esta se vendió en medio de manifestaciones a los alrededores de la Bolsa de Valores en Bogotá, en contra de su venta, ya que Isagen producía a 2016 el 15% de la energía en Colombia. Según los manifestantes, su subasta podría traer graves consecuencia a la economía de Colombia.[6]​ El gobierno justifica la venta, argumentando que los recursos serían utilizados para financiar proyectos masivos de infraestructura en el país, tales como las Vías 4G.[7]​ La Procuraduría anunció que el presidente podría ser investigado por posible detrimento patrimonial por llevar a cabo la venta de Isagen.[8]

Referencias[editar]