Golpe de Estado de 1952 en Cuba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Golpe de estado de Cuba del 10 de marzo de 1952
Fulgencio Batista.jpg
Contexto del acontecimiento
Fecha 10 de marzo de 1952
Sitio Flag of Cuba.svg Cuba
Impulsores Fulgencio Batista, Fuerzas Armadas de Cuba
Motivos Guerra Fría
Influencias ideológicas de los impulsores Anticomunismo
Gobierno previo
Gobernante Carlos Prío Socarrás
Forma de gobierno República semipresidencialista
Gobierno resultante
Gobernante Fulgencio Batista
Forma de gobierno República bajo dictadura militar
[editar datos en Wikidata]

Golpe de estado del 10 de marzo de 1952 encabezado por Fulgencio Batista en Cuba. El 10 de marzo de 1952 el ejército cubano, guiado por Fulgencio Batista, interviene las elecciones que se realizarían el primero de junio de ese mismo año, llevando a cabo un pronunciamiento militar o golpe de estado, instaurando en el país una dictadura.

Antecedentes[editar]

Las posibilidades reales de Fulgencio Batista (representante del Partido Acción Unitaria) para las elecciones a realizarse en ese año eran muy reducidas, pues el representante del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) se presentaba como principal candidato al triunfo.

A raíz de esto, se llevó a cabo una campaña política que, junto con la confabulación militar, creó en la población un clima agitado, el cual estaba destinado a demostrar la incapacidad del gobierno para mantener el orden, la paz pública, y los derechos de propiedad y libre empresa.

Un grupo de jóvenes oficiales descontentos se aprestaban a destituir a Carlos Prío desde el año 1951 y veían a Batista como la figura ideal para el movimiento. Según los planes, el presidente sería sustituido por el vicepresidente, aunque Batista tendría el control político y militar en la nueva situación.

El golpe de Estado[editar]

En marzo de 1952 se llevó a cabo "el cuartelazo". Pero Batista, al estar en el poder, ubicó a los militares de su confianza en altos mandos militares promoviéndolos de rango. El gobierno que surgía garantizó con mayor seguridad los intereses económicos de Estados Unidos en la isla de Cuba.

Reacción[editar]

Gran parte de los partidos políticos se sumaron de inmediato a las filas de los golpistas, debido a la sensación de impotencia e indecisión que predominaba en Cuba. Otros buscaron la solución por la vía electoral.

La Federación Estudiantil Universitaria fue la más activa fuerza opositora al cuartelazo. Los jóvenes universitarios pidieron armas a Prío para rechazar a los golpistas. Este prometió enviárselas, pero jamás llegaron a manos de estos, que estaban dispuestos a defender la Constitución de la República.

Reacción a mano armada[editar]

El Golpe de Estado afectó a la mayoría del pueblo. Tras unos años surgió un movimiento a mano armada organizado por Fidel Castro, su hermano Raúl Castro y el Che Guevara, quienes reclutaron e infiltraron a personas con experiencia en armas (solo aceptaban a miembros equipados con armas y mayores de edad) para combatir a las fuerzas armadas y la policía.