Fantasma de las Navidades futuras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El fantasma de las Navidades futuras es un personaje de ficción de la obra de Charles Dickens, Un cuento de Navidad. Según el relato, era un espectro al que no se le veía la cara. En todo caso, si tuviera, sería una calavera parecida a la muerte. En el Cuento de Navidad, hace que Scrooge cambie definitivamente.

Según Un Cuento de Navidad[editar]

Es un espíritu que nace de la sombra de Scrooge. Era un espíritu silencioso. Su primera acción fue arremeter contra Scrooge de forma tan violenta que el viejo cayó por unas escaleras. Scrooge vio que había caído por las escaleras. Unos hombres se reían de la muerte de alguien. Esos hombres se separaron dejando a Scrooge solo, en medio de la plaza. La sombra de Scrooge volvió a cambiar, formando la del espíritu. El espíritu tenía un brazo extendido señalando a un coche fúnebre. El coche empezó a perseguirlo. Scrooge vio que el conductor, los caballos negros, la marca del coche... ¡Era el mismo coche fúnebre que había llevado el cuerpo muerto de su socio, Jacob Marley! ¡Venía hacia él! Scrooge fue menguando y se metió en unos tubos. Al salir del tubo observó que el coche fúnebre estaba ahora dirigido por el mismo espíritu, que hizo que Scrooge cayera a unas alcantarillas. Llegó a la tienda de trapos y botellas "El viejo Joe". La criada de Scrooge comerciaba con unos pijamas, telas y prendas. La Sra. Tilber, la criada, se pavoneaba de las prendas que eran terriblemente familiares para Scrooge. Joe, el dueño de la tienda, divisó a una rata que miraba a Scrooge. Joe golpeó a la rata con una vara que hizo saltar por los aires a Scrooge. Al caer, Scrooge noto que se encontraba en una habitacion, donde vio a un hombre fallecido en una cama; cuando el espiritu extendio su mano para quitarle la sabana que cubria su cara, Scrooge le dijo que no lo hiciera, ya que el no se encontraba capaz de verlo, entonces, el espiritu retiro su mano. Luego de esto, el espiritu le mostro una joven pareja en su casa, alegrandose de la muerte del hombre, quien era el Acreedor de dicha pareja. Cayó en un cementerio. Finalmente, el espiritu lleva a Scrooge a la casa de su empleado, Bob Cratchit, y le muestra que el hijo de este ultimo, El pequeño Tim, fallecio debido a que su familia no pudo hacer frente a su tratamiento medico con la miseria que Scrooge pagaba a su empleado. Luego de esto, Scrooge horrorizado le pide al espiritu que le muestre el hombre fallecido que tanto habian mencionado, asi que el espiritu llleva Scrooge a un cementerio, donde el espíritu le muestra entonces la tumba abandonada de ese hombre, y Scrooge descubre con horror que el nombre escrito en la lápida es el suyo, y que el hombre muerto del que hablaban las personas que ha visto era él mismo. Llorando, Scrooge asegura al espíritu que cambiará de actitud para poder borrar el nombre escrito en la lápida. En ese momento, Scrooge despierta en su habitación, descubriendo que es la mañana de Navidad y que su viaje con los espíritus ha durado una sola noche. Es entonces cuando se convierte en un hombre generoso y amable y decide finalmente celebrar la Navidad.