Tío Saín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «El tío Saín»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Tío Saín es el personaje de una leyenda muy extendida por Cartagena y la pedanía de Marchena (Lorca), en la Región de Murcia (España) y zonas limítrofes. Era un tipo terrible, caracterizado como un asustador de niños, con el que amedrentaban a los más pequeños para que se fueran a dormir.

El mito[editar]

Georg von Rosen - Oden som vandringsman, 1886 (Odin, the Wanderer).jpg

El mito del "Tío Saín" relata que era un personaje real. Y que hasta hace unos años se le veía embutido bajo un sombrero gacho, negro y grasiento, de fieltro raído. Quienes manifiestaron haberle visto la cara, afirmaban que tenía una mirada torva.

Se rumoreaba que vivía en un chamizo (choza), en el corazón de la Sierra de la Almenara, al Sur de Cotes. Y, cuando bajaba a los llanos de los Alporchones, en todo momento andaba distante y solitario, abstraído en pensamientos ancestrales. Nunca tuvo aparcero, como era costumbre en el lugar. Siempre utilizaba atajos y vericuetos en sus correrías. Tampoco se le conoció ni mujer ni hombre alguno.

A los niños les contaban que el tío Saín solía llevárselos para sacarles la sangre y arrojarlos al aljibe, si es que éstos, llegada la hora de irse a la cama, empezaban a hacerse los remolones. En las noches de lluvia y ventisca, estaba presente en el menor ruido. La oscuridad de las noches de los niños la impregnaba la sombra obsesiva del tío Saín.

El rumor del viento y el aullido de los canes, repetido de monte en monte por el eco, llevaba el olor sanguinario a la imaginación infantil, en las largas noches de invierno.

Algunos aventuraban a pensar que algo había entre el tío Saín y cierto suceso que tuvo lugar, allá por los años de la guerra, en el entorno de los Alporchones, entre una pareja de carabineros y un ‘alijero’ que pasaba productos de contrabando desde el litoral hasta la llanura del Guadalentín, soslayando los puestos de vigilancia, a través de la sierra.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Trabajo de campo realizado en las escuelas rurales del Campo de Lorca (Marchena, Morata, Campo López, Ugéjar, Puerto Muriel y Puntas de Calnegre) sobre distintos aspectos de la tradición oral, coordinado por el Equipo de Educación Compensatoria de Lorca, durante los cursos 1985-1986 y 1986-1987. Posteriormente fructificó en un proyecto sobre Juegos infantiles de tradición oral y en un Seminario de Literatura Infantil y Juvenil. En dicha labor de campo se recogen cuentos y leyendas, entre otros, "El tío Saín", "La Langosta de oro" y "Los cuescos de la Condomina".
  • Hojas de la Quimera IV, editada por la Asociación de Amigos de la Cultura, febrero de 1989. Depósito Legal: MU 172 1989.
  • Cuaderno Espín 7. Seminario de temas lorquinos. Centro Cultural Espín. Caja de Ahorros del Mediterráneo, 1991. Depósito Legal: MU 774 1991.

Enlaces externos[editar]

  • Cocos o asustaniños del folclore ibérico. Artículo de Dingo.
  • Cocoweb, página elaborada por la Universidad Nacional del Centro de Perú, y el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (P.N.T.I.C) del Ministerio de Educación y Ciencia de España. Contiene artículos, ilustraciones y testimonios sobre la creencia popular en espantos y cocos varios, especialmente de Iberoamérica. Hay una sección dedicada a los "asustadores peninsulares", entre ellos El tío Saín.