Benito Ignacio de Salazar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Esta es la versión actual de esta página, editada a las 21:18 10 oct 2020 por Strakbot (discusión · contribs.). La dirección URL es un enlace permanente a esta versión.
(difs.) ← Revisión anterior · Ver revisión actual (difs.) · Revisión siguiente → (difs.)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Benito Ignacio de Salazar (Baños de Río Tobía, 1615-diciembre de 1692) fue un obispo de Barcelona y diputado eclesiástico de la Diputación del General de Cataluña entre 1689 y 1692.

Las crónicas de la época definieron su mandato como "pacificador y activo ante los conflictos que le tocó vivir".[1]

Antes de convertirse en diputado eclesiástico, tuvo una formación muy rica: llegó a ser abad de San Millán de la Cogolla y, más tarde, el primer abad general de la Congregación de Monasterios de San Benito, que inició sus actividades a mediados del siglo XVII.

Esta posición le granjeó grandes y poderosas amistades, como la del rey de España Carlos II. El rey le propuso que fuera obispo en Chiapas (México), pero Benito rechazó la propuesta alegando que no quería abandonar España. "También Carlos II le sugirió que fuera obispo en Lérida, pero tampoco pudo ser. Al final, la opción de Barcelona fue la que se llevó a cabo".[1]

De Salazar fue obispo de Barcelona durante nueve años (1683-1692). Su gran labor al frente de la Iglesia barcelonesa hizo que los tres estamentos de la época (eclesiástico, militar y los ciudadanos nobles) le escogieran como diputado eclesiástico.

El nuevo dirigente se enfrentó a tiempos muy convulsos. El primer conflicto al que tuvo que hacer frente fue a una revuelta de campesinos denominada 'la de los gorretes'. Los bajos estamentos se movilizaron con el objetivo de pagar menos impuestos y denunciar la explotación que sufrían. Gracias a que prometió interceder ante el rey por los campesinos para que pagaran menos impuestos y les indultara, se calmó la revuelta.

Le tocó tratar una guerra contra Francia, que quería conquistar Cataluña. A diferencia de lo que ocurrió siglos atrás, "los catalanes fueron muy fieles a España en su lucha contra Francia". El mandatario riojano reclamó por aquel entonces un ejército más poderoso para contener la invasión, pero tardó en llegar. "Al final, aparecieron los refuerzos y pudieron reprimir a los galos".

En diciembre de 1692 murió por una repentina pulmonía que le segó la vida.

Referencias[editar]

  1. a b CABALLO, F. "El 'president' que nació en Baños". En: El Correo Digital, 14 de octubre de 2007, [1] (19-XII-2009)