Vicios ocultos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los defectos o vicios ocultos, también llamados vicios redhibitorios son, en Derecho, los posibles defectos que puede tener una cosa que es objeto de compraventa y que no son reconocibles en el examen de la cosa en el momento de la entrega.

En general, la existencia de vicios ocultos faculta al comprador para ejercer una serie de acciones contra el vendedor. Estas acciones irán dirigidas a la reclamación de la resolución del contrato o de la modificación de sus condiciones, así como al resarcimiento de daños y perjuicios.

Regulaciones nacionales[editar]

Chile[editar]

En Chile, el Código Civil de 1857 regula los vicios redhibitorios a propósito del contrato de compraventa, definiéndolos como aquellos que reúnan las calidades siguientes (art. 1858):

  • Haber existido al tiempo de la venta;
  • Ser tales, que por ello la cosa vendida no sirva para su uso natural o sirva imperfectamente, de manera que sea presumir que conociéndolos el comprador no la hubiera comprado o la hubiera comprado a mucho menos precio;
  • No haberlos manifestado el vendedor, y ser tales que el comprador haya podido ignorarlos sin negligencia grave de su parte, o tales que el comprador no haya podido fácilmente conocerlos en razón de su profesión u oficio."

Además, el Código Civil prescribe que "Los vicios redhibitorios dan derecho al comprador para exigir o la rescisión de la venta o la rebaja del precio, según mejor le pareciere" (art. 1860). Con todo, hay algunos casos en que al comprador solo se reconoce la acción de rebaja del precio:

  • Si la cosa adolece de un vicio pero éste no es tal que de haberlo conocido el comprador no hubiera celebrado la compraventa, el comprador solo tendrá derecho a pedir la rebaja del predio. Pues para pedir la rescisión de la compraventa es necesario que el vicio sea sustancial (art. 1868).
  • Si la cosa viciosa perece después de celebrado el contrato, el comprador no pierde por ello la rebaja del precio, aún cuando la cosa haya perecido por su culpa y en su poder (art. 1862).

España[editar]

En el contrato de compraventa en España, deben ser denunciados por el comprador al vendedor en el plazo de los 30 días siguientes a la entrega de la cosa. Si el comprador no realiza la denuncia en el plazo indicado, pierde la acción para reclamar contra el vendedor.

Acciones que corresponden al comprador. Puede optar entre:

  • Desistir del contrato abonándosele los gastos que pagó (acción redhibitoria).
  • Rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos (acción Quanti Minoris).
  • En uno y otro caso podrá exigir indemnización de daños y perjuicios en caso de mala fe del vendedor.

El plazo para el ejercicio de las acciones es de 6 meses contados desde la entrega.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]