Verbos inergativos e inacusativos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los verbos inacusativos e inergativos son las dos clases de verbos en la que se puede dividir los verbos intransitivos o monovalentes. Existe un cierto número de argumentos para diferenciar estas dos clases de verbos, siguiendo la clasificación inicial de Perlmutter (1978), ampliada por Burzio (1981, 1986):

  • Verbos inergativos o intransitivos puros: sonreír, patinar, trabajar, gritar, caminar, llorar, etc.
  • Verbos inacusativos o ergativos: llegar, crecer, florecer, aparecer, desaparecer, quedar, faltar, hervir, etc.

Explicación[editar]

Los verbos inergativos tienen un "sujeto profundo" (similar a lo que se llama sujeto agente en la gramática tradicional), mientras que los inacusativos tiene un "objeto profundo" (similar a lo que se llama sujeto paciente en términos tradicionales). Las dos clases de verbos se diferencian en el papel temático que asignan al único participante de la oración encabezada por ellos, los inergativos le asignan el papel de agente mientras que los inacusativos asignan el papel de tema (o paciente). Esta diferencia no se reduce a una asimetría temática, sino que conlleva consecuencias sintácticas estructurales importantes. A continuación se examinarán ejemplos del italiano, el español y el inglés para mostrar estas diferencias.

Los verbos inergativos pueden ser puros o inherentes, o tener alteración causativa. Esto significa que existen verbos inergativos que pueden tomar un objeto directo y convertirse en monotransitivos. Los verbos inacusativos se dividen, a su vez, en inacusativos inherentes y en ergativos.

Ejemplos del italiano[editar]

En italiano la diferencia entre ambos tipos de verbos queda reflejada en:

  1. La elección de auxiliar
  2. El comportamiento con el clítico partitivo o indefinido.
  3. Construcciones de participio absoluto.

Elección de auxiliar. En italiano (y en castellano antiguo) el pretérito perfecto se forma mediante dos posibles auxiliares: avere, 'haber', y essere, 'ser'. Los verbos inergativos (por ejemplo, lavorare, telefonare) requieren el auxiliar avere, mientras que los inacusativos (por ejemplo, arrivare, sparire) requieren el auxilair essere. Algunos ejemplos de oraciones bien formadas y mal formadas con verbos inergativos son:

(1a) Giorgio ha lavorato 'Jorge ha trabajado.' (correcta)
(1b) *Giorgio è lavorato 'Jorge ha trabajado.' (incorrecta)
(2a) Giovanni ha telefonato 'Juan ha telefoneado.' (correcta)
(2b) *Giovanni è telefonato 'Juan ha telefoneado.' (incorrecta)

Con verbos inacusativos se tiene:

(3a) *Giovanni ha arrivato 'Juan ha llegado.' (incorrecta)
(3b) Giovanni è arrivato 'Juan ha llegado.' (correcta)
(4a) *Giorgio ha sparito 'Jorge ha desaparecido.' (incorrecta)
(4b) Giorgio è sparito 'Jorge ha desaparecido.' (correcta)

Clítico partitivo. En italiano el clítico ne (similar al que existe en francés o catalán) normalmente suele sustitir a un objeto nominal indefinido en oraciones transitivas:

(5a) Giorgio ha comprato due macchine 'Jorge ha comprado dos coches.'
(5b) Giorgio ne ha comprate due 'Jorge ha comprado dos [de ellos].'

Con verbos intransitivos, sólo los verbos inacusativos permiten la sustitución por el clítico ne:

(6) Ne sono comparse due 'De ellos han comparecido dos.'
(7) Ne arriveranno molti 'Llegarán muchos [de ellos]'
(8) *Ne hanno gridato due 'De ellos han gritado dos.' (incorrecta)
(9) *Ne telefoneranno molti 'Llamarán por teléfono muchos.'

Participio absoluto. Este tipo de construcción es posible tanto con verbos transitivos como con verbos inacusativos, pero resulta imposible con verbos inergativos:

(10a) Perduti i soldi, non c'era niente da fare (transitiva)
'Perdido el dinero, no había nada que hacer.'
(10b) Comparsa all'improvviso, la suocera è rimasta due settimane (inacusativa)
'Aparecida de improviso, la suegra se quedó dos semanas.'
(10c) *Gridato ai bambini, Giorgio è uscito (inergativa, incorrecta)
'Habiendo gritado a los niños, Giorgio se fue.'

Ejemplos del español[editar]

En español, al igual que en el caso mencionado del italiano, los verbos inacusativos pueden aparecer en una oración de participio absoluto pero no los inergativos:

(11a) Llegado de improviso, se puso a ordenar a todos (llegar es inacusativo)
(11b) *Sonreído mucho, Juan se sintió más relajado [es decir, 'Habiéndose reído mucho...,'] (sonreír es inergativo)

El castellano medieval además tenía estructuras paralelas a (1)-(4), pero en español áurico se produjo un cambio gramatical que equiparó los auxiliares usados con ambos tipos de verbos para formar las formas de perfecto ("tiempos compuestos") en favor del verbo haber (por lo que en español ese es el único auxiliar usado con todos los verbos para los tiempos compuestos). También el español tenía oraciones paralelas a los tipos (5)-(6) del italiano pero el clítico partitivo desapareció en español áurico.

Los verbos inacusativos inherentes no toman bajo ninguna circunstancia objetos directos:

(12a) La paloma apareció.
(12b) *El mago apareció la paloma.

Los verbos inacusativos (o también denominados ergativos) denotan cambios de estado en que el sujeto del enunciado no cumple el rol semántico de agente, o sea que no es el causante de este cambio de estado. Se subdividen a su vez en inacusativos inherentes e inacusativos con alteración causativa. Los ergativos inherentes no toman objeto directo:

(13a) Juan se desmayó.
(13b) *Juan desmayó a María.

Mientras que aquellos con alteración causativa sí pueden hacerlo:

(14a) La puerta se abrió.
(14b) Mi madre abrió la puerta.
(15a) La ventana se rompió.
(15b) Los niños rompieron la ventana.

Quizás sea importante aclarar que, en realidad, los verbos inacusativos con alteración causativa no son propiamente inacusativos, pues no son intransitivos. Un verbo intransitivo jamás toma objeto directo. Por el contrario, verbos como los de los ejemplos (14) y (15) son verbos transitivos, como podemos ver en su estructura lógica: "X abre Y"; "X rompe Y" (donde X es el sujeto gramatical e Y representa el objeto directo). Lo que sucede es que la partícula 'se' intransitiviza determinados verbos transitivos, convirtiéndolos en inacusativos/ergativos (como en los ejemplos (14a) y (15a)). En este sentido el 'se' funciona como marca lingüística, respecto de la función prototípica de estos verbos, transformando "X abre Y" (14b) en "[Ø] abre Y" ("Y se abrió") donde Y representa el objeto directo (con rol semántico de paciente) que toma el lugar de sujeto gramatical dejado por X: el objeto directo se convierte en sujeto del enunciado.

Otra cosa importante es que al desaparecer el sujeto que cumplía el rol de agente, gramaticalmente se dice, tal como se explicó más arriba, que el objeto directo pasa a cumplir el rol de sujeto. Sin embargo, semánticamente no sucede lo mismo. El papel de agente se pierde, y el papel que cumplía el objeto directo (generalmente paciente) se vuelve predominante. Podría parecer que el rol semántico nuevo es más bien uno intermedio entre agente y paciente o ambos simultáneamente, como en los ejemplos (14a) y (15a). No obstante "La puerta se abrió" en su interpretación de "la puerta se abrió sola", no quiere decir que ella lo haya decidido, sino que el agente es desconocido y/o indefinido (el viento, estaba mal cerrada, la cerradura está mala, etc.)

Por su parte, los verbos inergativos se forman a partir de sustantivos mediante un proceso llamado incorporación. El sustantivo se incorpora a una forma verbal primitiva, dando lugar al verbo inergativo. La clasificación de verbos inergativos es muy compleja. Incluye:

  • Verbos inergativos de manera de movimiento: correr, caminar, cojear, saltar, arrastrarse, gatear, etc.
  • Verbos inergativos de manera de emisión de sonido: Resonar, balbucear, repicar, etc.
  • Verbos inergativos de manera de emisión de luz: Brillar, refulgir, destellar.
  • Verbos inergativos de manera de emisión de sustancia: transpirar, sangrar, vomitar, etc.
  • Verbos inergativos de manera de consumisión: Beber, respirar, comer, engullir, tragar, etc.

Ejemplos del inglés[editar]

En inglés, el número de verbos inergativos es mucho mayor que en español. Esto ocurre a causa de que la matriz de los verbos en inglés suele incorporar manera, mientras que en español, suele incorporar direccionalidad. Ejemplos:

  • Verbos inherentemente inacusativos:
Mary came early
The letter disappeared.
  • Verbos ergativos con alternacia transitiva:
Vegetables grow.
I grow vegetables.
The toasts burnt.
I burnt the toasts.
  • Verbos inherentemente ergativos:
The flower withered.
* I withered the flower.
The snow melted
? I melted the snow.
  • Inherent unergative verbs:
The baby cried.
* The mother cried the baby.
The piano gleamed in the sun.
* The sun gleamed the piano.
  • Unergative verbs with causative alternation:
Mary eats a lot.
Mary eats a lot of fruit.
John murmured.
John murmured inaudible words.

Referencia[editar]

Bibliografía[editar]

  • Perlmutter, D. (1978). «Impersonal passives and the unaccusativity hypothesis», Proceedings of the fourth annual meeting of the Berkeley Linguistics Society, 4, pp. 157-189.
  • Bosque, Ignacio; Guitiérrez-Rexach, Javier (2009). «6. Suejtos y objetos». Fundamentos de Sintaxis Formal (1ª edición). Madrid: Akal. pp. p. 392–93. ISBN 978-84-460-2227-5. 
  • Radford, Andrew. Minimalist Syntax. Exploring The Structure of English Chapter 1 'Grammar'. Cambridge University Press.