Scalable Link Interface

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Scalable Link Interfaz (SLI) es un método para conectar dos o más tarjetas de vídeo (tarjeta gráfica) y que produzcan una sola señal de salida. Es un algoritmo de procesamiento paralelo para gráficos por computadora, que incrementa el poder de procesamiento disponible para gráficos. Una versión inicial de esta tecnología llamada Scan Line Interleave fue lanzada en 1998 por 3dfx y usada en los aceleradores gráficos Voodoo 2. NVidia reintrodujo la tecnología en el 2004 para usarla en las nuevas computadoras que utilizan PCI Express.

Utilizando SLI es posible duplicar el poder de procesamiento gráfico de una computadora al agregar una segunda tarjeta idéntica a la primera. Se pueden utilizar dos tarjetas desde el inicio o tener una que soporte SLI y agregar la segunda cuando se necesite más poder de procesamiento. Aun así hay ocasiones en las que el procedimiento es más caro que comprar una tarjeta de vídeo nueva.

Scan Line Interleave fue el primer intento de combinar el poder de procesamiento de dos tarjetas de video, éstas se conectaban mediante un pequeño cable que permitía compartir información de sincronía. Feature connector era una tecnología para sistemas VGA y SVGA que permitía que una tarjeta de expansión accediera directamente a la memoria principal de la tarjeta de vídeo (sin utilizar el bus del sistema).

La implementación de NVIDIA requiere una tarjeta madre con dos puertos PCIe x16. Las dos tarjetas se interconectan por un pequeño conector de circuito impreso. El software distribuye la carga de dos formas posibles. La primera, conocida como Split Frame Rendering (SFR) analiza la imagen a desplegar en un cuadro y divide la carga equitativamente entre los dos GPUs. La segunda forma se llama Alternate Frame Rendering (AFR) y cada cuadro es procesado por un GPU de manera alternada, es decir, un cuadro es procesado por el primer GPU y el siguiente por el segundo.

Cuando se despliega un cuadro la imagen se manda a través de la conexión SLI hasta el GPU principal, que lo envía a la salida. Idealmente esto reduciría el tiempo de procesamiento a la mitad, sin embargo, el tiempo real es un poco mayor. En sus anuncios NVIDIA dice que el desempeño del sistema aumenta en un factor de 1.9 x con esta configuración. Normalmente se usan tarjetas de vídeo idénticas.

ATI lanzó una tecnología similar llamada CrossFire.

3-Way SLI y Quad SLI[editar]

De poder unificar sólo dos tarjetas mediante esta tecnología, NVIDIA ha implementado dos sistemas similares que pueden aportar mejoras en el rendimiento gráfico de un sistema hasta 2.8x (2.8 veces) en 3-Way SLI, y 1.6x en el caso del Quad-SLI, superior que el que se obtendría con una simple tarjeta gráfica.

El 3-Way SLI, una de las opciones más agradables del momento para crear un sistema SLI en relación costo-rendimiento, nació junto con el surgimiento de la serie 8 de GeForce y sus 8800 GTX y Ultra, que en aquel entonces eran las únicas capaces de acceder a esta tecnología, hoy en día está implementando en todas las tarjetas gráficas de gama alta (x60 - x80) desde la serie GeForce 600. Se trata de 3 tarjetas gráficas de un sólo núcleo unificadas mediante un conector de 6 bocas (dos por tarjeta, a diferencia del SLI clásico que sólo hacía uso de uno por tarjeta). Es en verdad la mejor opción en SLI hasta ahora, ya que en aplicaciones gráficas que sacan provecho de estas ventajas se puede apreciar un rendimiento aumentado, como ya se dijo, de hasta 2.8 veces. Sin embargo, los requerimientos energéticos de esta configuración puede ser una gran desventaja. Por ejemplo, en las tarjetas 9800 GTX, se requieren dos conectores periféricos adicionales aptos para proporcionar la energía consumida que el simple zócalo PCI Express no puede proporcionar, dando como resultado la increíble necesidad de 6 conectores periféricos para el 3-Way que solo fuentes de alimentación de más de 1000W pueden proporcionar. En respuesta a este problema, NVIDIA lanzó en paralelo el sistema SLI Híbrido, que desactiva aleatoriamente las tarjetas que componen el SLI a fin de ahorrar en consumo, sin embargo esta tecnología se encuentra disponible sólo para un limitado número de placas madre y tarjetas.

El Quad-SLI es otra opción de SLI implementada que realmente deja mucho que desear. Se trata de una unificación de dos tarjetas GeForce 9800 GX2, que si bien a simple vista parece ser un simple SLI clásico de dos tarjetas, en realidad resulta en ser una combinación explosiva de 4 núcleos, debido a que cada tarjeta posee ya dos de estos unificados en su interior por una tecnología muy similar al SLI, sólo que requiere del uso de un solo PCI Express. Se da como resultado entonces un sistema SLI de 4 núcleos, que se puede interpretar como 4 tarjetas mononúcleo unificadas, siendo en realidad dos "dos en uno". El problema es que su elevadísimo costo no justifica las mejoras en el rendimiento, que solo son de 1.6 veces mayores que una sola 9800 GX2, demostrándose que a más núcleos menor es la multiplicación total del rendimiento. Además, esta mejora se puede percibir sólo en un número mucho más limitado de aplicaciones que con el 3-Way. Un ejemplo es Crysis, un videojuego de elevados requerimientos (pensando actualmente), que sólo demuestra sus mayores efectos gráficos trabajando sobre esta configuración.

En conclusión, el SLI múltiple puede resultar beneficioso si se busca aumentar el rendimiento de las últimas tarjetas de gama alta, pero si no se busca potenciar un sistema, con sólo una tarjeta más vieja que admita SLI, puede resultar mucho más económico que comprar una nueva.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]