Santuchu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santutxu
Santutxu
Santutxu.PNG
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of the Basque Country.svg País Vasco
• Provincia Vizcaya
• Ciudad Bilbao.svg Bilbao
• Distrito Begoña
Ubicación 43°15′15″N 2°54′42″O / 43.25416667, -2.91166667Coordenadas: 43°15′15″N 2°54′42″O / 43.25416667, -2.91166667
Código postal 48004 - 06
[editar datos en Wikidata]

Santutxu (en euskera y oficialmente Santutxu) es un barrio de Bilbao situado en el distrito 4 (Begoña).

Historia[editar]

Santutxu (Santito) (resultado de la unión de la palabra santu (santo en euskera) y el sufijo diminutivo txu (también en euskera) debe su nombre a una ermita dedicada a San Francisco de Paula (San Francisquito, calle Fika, 70). Esta ermita, fundada el año 1737 por Francisco Fernando de Barrenechea entre otros, se construyó con la única finalidad de que sus colonos pudiesen oír misa los días de precepto sin tener que desplazarse hasta la iglesia de Begoña, destinando a estos fines la renta anual del molino de Ercilla y la casa llamada "Cantón" en Ugarte de Muxica. Al ser pequeños tanto la ermita como la talla del santo en su interior, recibió el nombre popular de Santutxu, que castellanizado es Santuchu.[1]

Historia Santutxu ("Santito" en euskera) debe su nombre a una ermita dedicada a San Francisco de Paula, levantada en 1737. Al ser pequeños tanto la ermita como la talla del santo en su interior, recibió el nombre popular de Santutxu.1

1. LA REPÚBLICA DE BEGOÑA.

Los vecinos de los actuales barrios de Begoña, Santutxu, Txurdinaga, Bolueta, Otxarkoaga, Arabella, Uribarri y Zurbaran, no fueron bilbaínos hasta el siglo XX, ya que todos estos parajes conformaban otro municipio. Los terrenos desde La Salve hasta Etxebarri, exceptuando el Casco Viejo y su entorno, correspondían a la Anteiglesia o República de Begoña. Era conocida también como Mahats-Herri(pueblo de vid/uva) y a sus habitantes se les denominaba mahatsorris.

Se cuenta que en Begoña se elaboraba vino txakoli en cantidad y calidad, que la mayoría de los vecinos eran baserritarras y que, al contrario que los bilbaínos, eran euskaldunes.

La República de Begoña, perteneciente a la merindad de Uribe, tuvo voto y asiento número XXXVI en las Juntas Generales de Gernika.

Durante muchos siglos Begoña fue pueblo agrario, compuesto por caseríos y txakolis situados en las faldas de los montes colindantes. La proximidad a la “ciudad”, situaba al núcleo urbano de Begoña en una posición de transición, dándole a este lugar un carácter diferente.

Con la llegada de la industrialización, hacia 1925 Bilbao absorbió Begoña creándose barrios urbanos como Santutxu y Otxarkoaga a costa de la desaparición de espacios agrarios y caseríos, y de gran parte de la identidad de la República. Según Antón Larrazabal, vecino del barrio y experto en temas históricos, todas las señas de identidad se han perdido, los edificios y el mismo euskera propio, reconvirtiéndose en simples barrios individualizados

2. BEGOÑA: CAMBIO EN LOS LÍMITES Y CRECIMIENTO

Hasta finales del siglo XIX, el actual Santutxu no era más que unos parajes de Begoña en donde se localizaban las casas Landaberde, Marcuartu, Santuchu, Basarrate, Azurlecu,… y es que, prácticamente hasta las primeras décadas del siglo XX, en el barrio se diferenciaban, básicamente, caseríos y conventos.

3. EL MAHATS-HERRI DE LA ÉPOCA

Las Ordenanzas de la Anteiglesia de Begoña, confirmadas en 1590 e impresas en 1807, dan pistas sobre el modo de vida de los mahatsorris y del paisaje de sus parajes. Así, el capítulo primero recoge que “[…] ningún vecino no haga vendimiar ningunas viñas hasta […]”; el segundo “[…] que ningún vecino venda vino de la cosecha […]”, el octavo “[…] que ningún vecino plante ningún árbol en los exidos sin licencia […]”; y por último el undécimo hace mención a la “[…] obligación a auzolana […]”.

Estas pequeñas pinceladas nos dan a conocer la importancia que adquiría la viña y la cosecha de txakoli en Mahats-Herri

Abundaban los sitios donde se vendía o elaboraba el vino txakoli, y es que en ningún caserío faltaban las viñas y parras. En los textos se recoge que la Anteiglesia de Begoña en el siglo XIX estaba compuesta por caseríos, huertas, viñas y tabernas que servían para el encuentro de sus vecinos y para la venta de txakoli.

3.1. BARRIOS, CASAS Y PROPIEDADES

La fogeración datada hacia 1704 informa de la existencia de tres casa-torres en Santutxu: Gorostizaga (en propiedad de Sebastián Larrea), Landaburu (en propiedad de Francisco Antonio Ortiz de Velasco) y Basarrate (de Teresa Larrea), también conocida como casa-torre Larrea en alusión a su propietaria.

Algunos relatos recogen las casas existentes en Begoña a principios del siglo XVIII. “ En el barrio de Iturriaga”, actual Santutxu, existía la casa de ese nombre. Entre otras se citan las siguientes: Torre de Basarrate (Larrea), Gorostizaga, Landaburu; casa Miraflores; Molino del Pontón (actual Abusu ikastola) de propiedad municipal; caserío Ibarsusi; también aparecen los caseríos Santutxu y Basarrate, y detrás el caserío Landaberdi y algo más arriba Zabala y Larrinaga

Hacia 1863 la Diputación Foral de Bizkaia exigió que en todos los pueblos se elaborase un listado de propiedades, negocios y rentas. La Comisión encargada del trabajo en Begoña distribuyó la República en cuatro barrios: Uribarri, Calzadas, Otxarkoaga y Atxuri (que recogía a Bolueta y una parte de Santutxu). En dicho listado se cita que la calle Zabalbide había talleres textiles y el convento de Santa Clara junto a un buen número de caseríos, en relación a la zona del barrio de estudio.

En la zona de Otxarkoaga se recogieron varios topónimos relacionados a caseríos: Mazo, Batala, Etxezuri, Garaizar, Errekako, Garate, Orueta, Artetxe, Narbide, Madariaga; Larrutundu, Ugarte, Larrakoetxe…; y en Txurdinaga: Artalandio, Arbolantxa, Azkarai, Zugetzu,…

Dentro de la división por barrios, Atxuri adoptó otra subdivisión con la que se pretendía diferenciar la zona urbana o “ dentro de puertas” y la zona agraria o “ fuera de puertas”. En la zona urbana se encontraba Ollerías y en “ fuera de puertas” Bolueta y los caseríos de los alrededores: Zelaitxueta, Berdel, Ibarsusi y Morrotxikito. Aun así existe una peculiaridad, ya que la fábrica Santa Ana está recogida con el nombre “Fabricacoechea” (Casa de la fábrica), tal y como se conocía por parte de los vecinos

Antes de la segunda guerra carlista, hacia 1874, en una panorámica de Begoña se podían distinguir la iglesia de Begoña, el convento de Santa Mónica (perteneciente a religiosas de la orden de San Agustín y construido en 1860), la cárcel de Larrinaga y huertas. El espacio que limita los barrios de Santutxu y Atxuri, en los alrededores de la ermita de San Francisco de Paula (San Francisquito), era conocido como Bustintza cogiendo el nombre del caserío que se encontraba allí. Aunque el nombre nos podría dar alguna pista relacionada al carácter del lugar, no es así porque adquirió la denominación de su propietario.

Junto a estos terrenos se construyó unos años más adelante la fábrica de tabacos. Hoy en día la barriada construida junto a la fábrica es conocida como La Tabacalera aunque su nombre oficial sea Barriada Párroco Unceta.

4. LOS TOPÓNIMOS SE MANTIENEN.

Al espacio llamado Basarrate también se le llamaba Campa del Muerto (hoy en día también) e incluso “Monte o Campa de Santuchu”

Existen dos hipótesis que podrían explicar el origen del topónimo castellano que empezó a utilizarse en el siglo XX y en referencia al nombre asignado por los inmigrantes castellano-parlantes de la época. La primera de ellas haría mención a la aparición de un vecino ahorcado en estos terrenos y de ahí el nombre de Campa o Plaza del Muerto. La segunda se refiere a una antigua costumbre de esta zona de Begoña ligada con la muerte de un vecino. Cuando moría alguien de Bolueta, Santutxu o alrededores se solían hacer procesiones para acompañar a la familia y al difunto, llevado a hombros o en carro, hasta el camposanto que se encontraba junto a la iglesia de Begoña.

Las características del relieve (empinada cuesta, en la actualidad calle Pintor Losada) obligaban a hacer una parada en el camino a la altura de Basarrate, en donde la procesión descansaba, se juntaban más vecinos y donde se acercaba el cura de la iglesia a rezar un responso. Después continuaban por la actual calle Iturriaga dirección a la iglesia. Esto sucedía habitualmente con todos los difuntos de Bolueta, Otxarkoaga, Txurdinaga y Santutxu.

En un expediente de 1864 se recoge la posibilidad de que este camino fuera real, “ Camino real desde la Iglesia parroquial al punto llamado El Verdel […]” (Fondo Begoña, 99/012).

En 1905 se recoge una autorización para la celebración de ferias de ganado los domingos correspondientes al tercero de todos los meses en la Campa Basarrate (Fondo Begoña, 181/58). Otra de las posibles hipótesis que expliquen la procedencia del topónimo Basarrate, se encuentra en la composición del nombre: “ baso” y “ arrate”, puerto o la portilla del monte, que coincide con las características orográficas del lugar.

Existían diferentes nombres para denominar este espacio del barrio. La actual calle Juan de la Cosa, antigua Travesía de Santuchu y también conocida como Camino de Santuchu a Basarrate, unía la Fábrica de Tabacos con la fuente Santuchu situada en la Campa Basarrate. En esta zona entre la travesía y El Verdel situada al sur) se encontraba la casa y huerta propiedad del Sr. Santiesteban. que tenía el nombre Azurleku.

Existen relatos que advierten de la existencia de un molino de viento en Santutxu, “Santutxuko axerrota”, aunque no se ha podido localizar (podría ser el que aparece en el plano de 1923 junto a Matalobos). Otro tipo de topónimos del lugar como Artazuriña (maíz blanco) podrían corroborar la existencia de este edificio, aunque precisamente este está ligado al nombre de un caserío.

6. 1925, AÑO CLAVE EN LA HISTORIA “RECIENTE” DEL BARRIO

En el plano municipal de 1923 realizado por mandato de la Diputación un año antes de que Bilbao absorbiera Begoña, aparece lo que fue la república exceptuando los terrenos perdidos en beneficio de la capital en 1870. En este último año Bilbao realizó una anexión parcial hacia espacios que le interesaban para expandirse:

Begoñaibarra o Campo Volantín, barrio de Atxuri y la zona alta de Askao lindante con Iturribide. Begoña se mantuvo como municipio rural y sus zonas más urbanas pasaron a manos de Bilbao.

Analizando el plano municipal de la República de Begoña de 1923, comprobamos que en la zona de Santutxu se destacan los siguientes espacios: convento de los carmelitas, camino Iturriaga, minas de Larreagaburu o Morro, matadero, la fábrica de tabaco y un molino junto al arroyo que transcurría por Matalobos.

Hacia el año 1930 en la zona conocida como Basarrate convivían dos caseríos:

Basarrate y Etxeandia

Durante la década de los 50 se hizo notorio de forma progresivo el desarrollo de las edificaciones debido a las necesidades de viviendas que supuso un constante incremento de la población derivado de las migraciones, es por ello que a partir de estos años “la calle” fue absorbiendo los espacios agrarios y de caseríos, dándose en pocos años un cambio paisajístico radical.

Este desarrollo edificatorio trajo consigo la desaparición de un buen número de topónimos relacionados a caseríos, terrenos, lugares de esparcimiento, labores (…) y la aparición de otro buen número sin demasiada relación con el entorno.

Así, desde 1952 lo que anteriormente se denominaba Travesía de Santutxu pasó a llamarse calle Juan de la Cosa. Del mismo modo la calle paralela a esta que se conocía como Travesía del Verdel, debido a la casa titulada El Verdel propiedad de D. Justo Caminaga hacia finales del siglo XIX, pasó a llamarse más adelante calle Médico Antonio Eguiluz. Hacia 1901 se procedió al “ transporte de tierras procedentes de la mina María La Chica al barranco existente en la margen derecha de la Calle del Berdel que hoy en día se encuentra completamente edificado. En general, la zona conocida como El Verdel (camino carretil también), hoy en día, abarca a diferentes calles: Médico Antonio Eguiluz, Pintor Losada, Santa Cecilia y Santa Lucia. La zona que hoy se conoce como Karmelo, calle y plaza, antes acogía a casas, chalets, la clínica de Santa Marta, y anteriormente el chalet Orue con sus extensos jardines. Juan Gorostizaga Galíndez donó el caserío Landaburu a los carmelitas, que se instalaron en él hacia 1880, antes de la construcción del actual convento.

Caseríos en Santutxu

Nombre del caserío Localización Caserío Iturriaga Entre las fábricas de Santa Clara y Organos Caserío Briñas Frente al Palacio Encantado, vivía Boni Rekalde en él Txakoli Ategorri Entre las calles Torre Gorostizaga y Travesía Iturriaga Palacio Encantado Margen izquierda del cruce entre las calles Cocherito de Bilbao y Torre Gorostizaga Txakoli Arrieta Junto al centro educativo Briñas Rekalde En el centro del conjunto de casa Etxeberria, en propiedad de Luís Briñas Basarrate Campa del Muerto, en el camino entre Bolueta y Begoña Caserío Etxeandia Patio del centro educativo Luís Briñas

BAJAR A BILBAO

La alta densidad edificatoria y de población son algunas de las características más reseñables de Santutxu en la actualidad. Un barrio con una fuerte identidad en el que han desaparecido la mayoría de las señales que un día le hicieron ser parte de Mahats-Herri. Aún así, los santutxutarras seguimos “ bajando a Bilbao”.


El Colegio Público Luis Briñas es un edificio singular, situado en la calle Iturriaga, junto a la Campa de Basarrate. Protegido monumentalmente, es obra del arquitecto Pedro Ispizua Susunaga (Bermeo, 1895 - Bilbao, 1976), a quien también se debe el conocido como edificio "del Tigre", el Mercado de la Ribera, la pérgola del Parque Casilda Iturrizar o el Kiosco del Arenal.

Continuando con la historia, señalar cómo por aquellos primeros años era tradición celebrar el día 2 de abril la festividad de San Francisco de Paula con una Misa Mayor de gran solemnidad a la que asistían representantes del Ayuntamiento de la República de Begoña, así como miembros del Clero que por aquella época tomaban parte en todos los actos religiosos, no faltando para dichas ocasiones festivas los cohetes, el tamboril y, por supuesto, txakoli casero.

En 1925 se anexionó la anteiglesia de Begoña (y con ella el barrio de Santutxu) a Bilbao. En el siglo XX pasó de ser una zona semi-rural con amplios solares a un barrio intensamente poblado, especialmente tras la explosión constructora y demográfica de los años 60.

El Colegio Público Luis Briñas es un edificio singular, situado en la calle Iturriaga, junto a la Campa de Basarrate. Protegido monumentalmente, es obra del arquitecto Pedro Ispizua Susunaga (Bermeo, 1895 - Bilbao, 1976), a quien también se debe el conocido como edificio "del Tigre", el Mercado de la Ribera, la pérgola del Parque Casilda Iturrizar o el Kiosco del Arenal.

Santuchu según datos del censo del Ayuntamiento de Bilbao en 2009 cuenta con 33.346 habitantes.[2]

Santutxutarras célebres[editar]

Asociaciones relacionadas con el barrio[editar]

Transportes[editar]

Bilbobus[editar]

Estación de Metro Bilbao en Basarrate.
Línea Recorrido Frecuencia (minutos)
13 San Ignacio - Churdínaga 15'
34 Ocharcoaga - Santutxu 30´
40 Santutxu - Plaza Circular 12´
43 Garaizar - Santutxu 30´
48 Santutxu - Lezeaga 15´
77 El Peñascal - Mina del Morro 12´

Metro de Bilbao[editar]

  • Estación de Santutxu, que cuenta con dos salidas, ambas a distintos puntos de la calle Zabalbide, pero una con salida a la calle Carmelo a través de ascensor, ideal para acceder al cogollo comercial del barrio.
  • Estación de Basarrate, en la plaza denominada de igual nombre pero popularmente conocida como la Campa del Muerto.

Referencias[editar]

  1. Baza, Naiara (2006). «Santutxu más cerca». Bilbao (208). BI-2115-1987 ISSN 1133-5823. 
  2. Bilbao en Cifras 2009. [1].