Sana crítica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La sana crítica es la operación intelectual realizada por el juez y destinada a la correcta apreciación del resultado de las pruebas judiciales, realizada con sinceridad y buena fe. Ha sido definida como "la lógica interpretativa y el común sentir de las gentes"[1] y como la combinación de criterios lógicos y de experiencia que debe aplicar el juzgador.[2] En otras palabras, la sana crítica es el método de apreciación de la prueba, donde el juez la valorará de acuerdo a la lógica, las máximas de la experiencia y los conocimientos científicamente afianzados.[3]

Las reglas de la sana crítica no constituyen un sistema probatorio distinto de los que tradicionalmente se han venido reconociendo. Se trata más bien de un instrumento que el juez está obligado lógicamente a utilizar para la valoración de las pruebas en las únicas circunstancias en que se encuentra en condiciones de hacerlo, esto es, cuando la legislación no lo sujeta a un criterio predeterminado. El principio exige que el juez motive y argumente sus decisiones. Dado que se aplica exclusivamente en aquellos casos en los que el legislador ha entregado al juez el poder de valorizar libremente dicho resultado, se opone, en este sentido, al concepto de prueba legal o tasada, donde es la Ley la que fija el valor de la prueba.[4]

Referencias[editar]

  1. Montero Aroca, Juan (2002). La prueba en el proceso civil. Civitas. pp. 278–279. 
  2. Font Serra, Eduardo (2000). El dictamen de peritos y el reconocimiento judicial en el proceso civil. La Ley-Actualidad. pp. 183 y ss. 
  3. von Conta Fuchslocher, Alejandro (2010). «La Sana Crítica». Trabajo de Investigación (Facultad de Derecho, Universidad de los Andes (Santiago, Chile)). 
  4. Plascencia Villanueva, Raúl (mayo-agosto 1995). «Los medios de prueba en materia penal». Boletín Mexicano de Derecho Comparado Nueva Serie Año XXVIII (83). ISSN 0041 8633. http://www.juridicas.unam.mx/publica/rev/boletin/cont/83/art/art8.htm.