Rosa Campuzano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rosa Campuzano Cornejo
Nombre Rosa Campuzano Cornejo
Nacimiento 13 de abril de 1796
Bandera de Ecuador Guayaquil, Ecuador
Fallecimiento 1851
Bandera del Perú Lima, Perú
Nacionalidad ecuatoriana
Cónyuge Ernesto Gaber
Hijos Alejandro
Padres Felipa Cornejo
Francisco Herrera Campuzano

Rosa Campuzano Cornejo fue una activista afiliada a la causa libertadora durante la lucha por la independencia del Perú, nacida en Guayaquil el 13 de abril de 1796) y fallecida en Lima en 1851. Se le llamó "La protectora" por ser la amante del General José de San Martín exaltado como "El protector del Perú".

Biografía[editar]

Rosita era hija natural de Francisco Herrera-Campuzano y Gutiérrez, funcionario, rico productor de cacao, quien la había concebido con una mulata llamada Felipa Cornejo[1]

Rosita es descrita por lo cronistas como una bella mujer de tez blanca y ojos azules, inteligente, vivaz e instruida. Llegó a Lima en 1817, a los 21 años como amante de un español acaudalado y pronto se relacionó con la sociedad limeña. Su tertulia era frecuentada por gente prominente y aprovecho su posición como amante de un general realista, para obtener información militar que suministraba a los patriotas y para ocultar en su casa a oficiales desertores del ejercito real para luego ayudarlos a unirse al campamento patriota de Huaura. Por sus actividades clandestinas y subversivas fue detenida por unos días. Así mismo, por estas actividades y por frecuentar los mismos círculos sociales conoció a Manuela Sáenz, estableciéndose entre ellas una gran amistad, y complicidad en las tareas conspiradoras. Igualmente en 1818 fue denunciada a la Inquisición por tener libros prohibidos.[1]

La noche del sábado 28 de julio de 1821, el Cabildo de Lima organizó una fiesta en los salones del Ayuntamiento en honor a San Martín y a la proclamación de la Independencia. El General conoció allí a Rosita y al día siguiente, domingo 29 de julio, San Martín devolvió la atención con otro baile, ahora en los salones del Palacio de los Virreyes y volvió a ver a la bella guayaquileña.

Según testimonios de la época Rosita y El general se volvieron amantes. Cuando el Protector incluyó a la Campuzano las 112 mujeres condecoradas con la Orden del Sol, la sociedad tradicional limeña lo consideró una afrenta. El día que San Martín abandonó el Perú, apenas pudieron despedirse.

Hacia 1832 Rosita inició relaciones con el comerciante alemán Juan Weniger, propietario de dos valiosos almacenes de calzado en la calle de plateros de San Agustín con quien tuvo un hijo, bautizado de Alejandro Weniger Campuzano, a quien sin embargo no crió porque se lo arrebató el padre cuando ambos se separaron.[1]

La “Protectora” en su testamento declaró estar casada con Ernesto Gaber, quien la había abandonado, marchándose a Europa; y tener un hijo llamado Alejandro. Rosa murió casi en la indigencia en 1851, a los 55 años y fue sepultada en la iglesia de San Juan Bautista de Lima-Perú.

Referencias[editar]

  1. a b c Diccionario Bibliográfico del Ecuador por Rodolfo Perez Pimentel. [1]

Bibliografía[editar]

  • Tradiciones peruanas completas, por Ricardo Palma, compilación por Edith Palma. Publicado por Aguilar, 1968.
  • El general San Martín: su vida y su acción continental en relación con la historia de Bolívar, por Alfonso Rumazo González. Publicado por Ministerio de Educación, Dirección de Información y Relaciones, División de Publicaciones, 1982.
  • La vida amorosa de José Martí: conferencia pronunciada en la Academia nacional de artes y letras la manãna del domingo 10 de enero de 1937, por Antonio Iraizoz, Antonio Iraizoz y de Villar, José Martí. Publicado por Editorial Hermes, 1937.
  • El Ecuador profundo: mitos, historias, leyendas, recuerdos, anécdotas y tradiciones del país, por Rodolfo Pérez Pimentel. Publicado por Edit. de la Universidad de Guayaquil, 1988.