Rodolfo el reno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Rudolph (en inglés) o Rodolfo (en español) es el nombre de uno de los nueve renos navideños que, según la mitología navideña, tiran el trineo con el cual Papá Noel viaja por el mundo repartiendo los regalos de la Navidad en la noche del 24 de diciembre. De los nueve renos, él es el último en unirse al trineo de Santa, pero también es el más popular por su particular nariz roja.

Leyenda[editar]

La historia cuenta sobre un joven reno que siempre fue mal visto y discriminado por su manada, la cual se burlaba de su extraña y chistosa nariz roja, que emitía luz propia porque era un foco que puso un hada. Esto fue así, hasta un día de Navidad en el que se había desatado una gran gran tormenta de nieve, que imposibilitaba que el trineo de Papá Noel, con sus tradicionales ocho renos, pudiera comenzar el viaje para repartir los regalos. Así fue como Papá Noel conoció a Rodolfo, y lo puso al frente de los demás renos, para que con la potente luz de su nariz, los pudiera guiar en el difícil viaje. Desde ese momento, todas las Navidades, Rodolfo trabaja junto a Papá Noel, y es respetado y admirado por el resto de su manada. Rodolfo es el héroe de la Navidad.

Origen y popularidad[editar]

Mientras que los ocho renos originales aparecen por primera vez en 1823 en el poema A Visit From St. Nicholas, la historia de Rudolph es añadida a raíz de la publicación de Robert L. May, Christmas story, en 1939. Desde sus comienzos, el personaje de Rodolfo fue muy popular y se convirtió en uno de los preferidos de los niños. Además, con los años, aparecieron diferentes producciones gráficas y televisivas sobre esta simpática criatura. También existe un villancico navideño muy popular que cuenta su vida, llamado Rodolfo el reno de la nariz roja, cantado en diversos idiomas y por distintos intérpretetes. cancion

Era Rodolfo un reno, que tenia la nariz roja como la grana y de un brillo singular todos sus compañeros se reían sin parar y nuestro buen amigo, no paraba de llorar

Pero Navidad llegó, Santa Claus bajó y a Rodolfo eligió, por su singular nariz tirando del trineo, fue Rodolfo sensación y desde aquel momento toda burla se acabó

Rodolfo de reno Rodolfo Rodolfo de reno Rodolfo

Era Rodolfo un reno, que tenia la nariz roja como la grana y de un brillo singular todos sus compañeros se reían sin parar y nuestro buen amigo, no paraba de llorar

Pero Navidad llegó, Santa Claus bajó y a Rodolfo eligió, por su singular nariz tirando del trineo, fue Rodolfo sensación y desde a quel momento toda burla se acabó

Rodolfo de reno Rodolfo Rodolfo de reno Rodolfo

Véase también[editar]