Reglas de Hume-Rothery

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En las soluciones sólidas aparecen ciertos defectos puntuales de dos tipos: sustitucionales e intersticiales. Las reglas de Hume-Rothery establecen las condiciones necesarias que debe presentar una solución sólida total acorde a los átomos del soluto y del solvente, las condiciones son las siguientes:

  1. Tamaños relativos: esta condición establece que la diferencia de los tamaños de los radios atómicos de soluto y solvente no sean mayor a un 15% (del tamaño del solvente), ya que de ser así los átomos del soluto crearían grandes dimensiones de la red y aparecería una nueva fase, lo cual no sería una solubilidad total.
  2. Igualdad en la Estructura cristalina: los componentes que formen la disolución deben tener la misma estructura cristalina ( ej: FCC, BCC etc )
  3. Electronegatividad: las electronegatividades de los átomos del soluto y del solvente tienen que ser lo más parecida posibles, mientras más parecido sean mayor es la probabilidad de formar la disolución sólida total.
  4. Similitud de las valencias: ambas valencias de los átomos deben ser similares.

Referencias[editar]