Poder de relación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El poder de relación era un cuarto poder del Estado, que junto a los clásicos poder legislativo, poder ejecutivo y poder judicial, se establecía en el Proyecto de Constitución Federal de 1873 de la Primera República Española que nunca llegó a aprobarse.

Según el proyecto, mientras el Poder legislativo recaía en las Cortes, el Poder ejecutivo en el Consejo de Ministros y el Poder Judicial en los Tribunales y Jurados, el Poder de relación sería ejercido por el Presidente de la República, cuyas atribuciones serían:

  • Promulgar dentro de los quince días siguiente a su aprobación definitiva las leyes que decreten y sancionen las Cortes declaren la promulgación urgente.
  • Hacer, en caso de una disidencia sobre la promulgación de las leyes entre el Senado y el Congreso, a este último las observaciones que juzgue necesarias.
  • Convocar las reuniones extraordinarias de las Cortes cuando lo requiera así el estado de la Nación.
  • Dirigir mensajes a los poderes públicos recordándoles el cumplimiento de sus deberes legales.
  • Nombrar y separar con toda libertad al Presidente del Poder ejecutivo.
  • Nombrar los embajadores, ministros y agentes diplomáticos.
  • Recibir los embajadores, ministros y agentes diplomáticos de las demás naciones.
  • Sostener las relaciones internacionales.
  • Conceder los indultos.
  • Cuidar que sean garantizadas las Constituciones particulares de los Estados.
  • Personificar el Poder supremo y la suprema dignidad de la Nación; y a este fin se le señalará por la ley sueldos y honores, que no podrán ser alterados durante el período de su mando.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]