Perro trufero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lagotto romagnolo trufero.

Un Perro trufero es aquel entrenado para encontrar trufas enterradas en el suelo gracias a su olor.

Metodología de aprendizaje[editar]

Su maestro le enseña primeramente a encontrar objetos enterrados recompensándolo regularmente, después le enseña a reconocer el olor de la trufa y más adelante a no comérsela cuando encuentra una.

Para su recompensa por cada hallazgo, no debe dársele productos azucarados, por salud o con olores demasiado fuertes, para no desorientar su olfato.

Razas preferidas[editar]

Razas utilizadas para esta actividad son el Lagotto romagnolo y el caniche. Tradicionalmente se usaban como perros truferos los perros de los pastores que recolectaban la trufa silvestre de temporada. No obstante, con los actuales avances en truficultura y en el cultivo de la trufa en parcelas con planta micorrizada la tendencia ha sido a elegir perros de caza como sabuesos o podencos para adiestrarlos en la recolección. Tienen más olfato, otras necesidades de paseo y en algunos casos, en el campo, resultan infatigables. Ése es el caso del Deutsche Bracke o sabueso de sangre de Baviera; resistente al frío y la humedad, muy trabajador sobre el terreno, diligente y amigable en casa.

Véase también[editar]