Pekín - París

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El príncipe Borghese, a la izquierda, fue el vencedor de la prueba.

La Pekín - París fue una carrera automovilística que se celebró en 1907 con salida en la ciudad de Pekín y la meta en París, realizando un recorrido de 14.994 km. La prueba fue ganada por el príncipe Scipione Borghese a bordo de un Itala.

Historia[editar]

Un Itala siendo empujado por los duros caminos durante la travesía.

La carrera nació por iniciativa del periódico francés Le Matin,[1] y a ella se presentaron cuarenta participantes, de los cuales solo cinco consiguieron enviar el vehículo hasta la salida:

La travesía que partió de Pekín, no contaba con una ruta preestablecida y resultó ser durísima y muy larga, donde los participantes tuvieron que soportar altas y bajas temperaturas.[1] Un periodista del Daily Telegraph, llamado Luigi Barzini acompañó al príncipe Borghese durante la travesía e informaba a París del estado de la carrera. A bordo del Itala el periodista y el príncipe llegaron primeros a París con una semana de adelante con respecto al Spyker.[1] Como único premio los vencedores recibieron una botella de champán. De ahí nació la tradición de celebrar las victorias en el automovilismo con una botella de champán.[1]

Actualidad[editar]

En 1997 se reeditó la prueba, realizando el mismo recorrido y con vehículos de la época. Desde entonces se ha estado realizando hasta la actualidad.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Scalextric, Campeones de Rally. Vol. I - El nacimiento de los rallies. Altaya. 2008. pp. 8-9. ISBN 978-84-487-2507-5.. 

Enlaces externos[editar]