Orientación sexual egodistónica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Orientación sexual egodistónica
Clasificación y recursos externos
CIE-10 F66.1
CIE-9 302.0
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La orientación sexual egodistónica es un trastorno mental egodistónico descrito cuando un individuo tiene una atracción u orientación sexual que no se corresponde con la imagen ideal que tiene de sí mismo, lo que causa ansiedad y un deseo en esa persona de cambiar o modificar sus preferencias sexuales.[1]

Clasificación[editar]

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó la orientación sexual egodistónica en el manual de diagnóstico ICD-10, como un desorden del desarrollo sexual y la orientación. El diagnóstico de la OMS se aplica cuando la identidad o la orientación sexual es clara, pero el paciente la considera un trastorno psicológico o de comportamiento lo que le impulsa a querer cambiarla.[2] El manual de diagnóstico apunta que la orientación sexual en sí misma no es un trastorno.[3]

La categoría diagnostica «homosexualidad egodistónica» se retiró del manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DMS) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría en 1987 (con la publicación del DSM-III-R), aunque permanece todavía sin explicitar en el DSM-IV bajo la categoría de «desorden sexual sin especificar» mencionado como “angustia persistente y marcada por la propia orientación sexual”.[4]

Diagnóstico[editar]

Cuando la OMS eliminó la homosexualidad de su listado de enfermedades mentales, ICD-10, incluyó el diagnóstico de orientación sexual egodistónica entre los trastornos psicológicos y de comportamiento asociados con el desarrollo y la orientación sexua. El ICD.10 de la OMS diagnostica la oriención sexual egodistónica así:

La orientación o la prefencia sexual (heterosexual, homosexual, bisexual, o prepubertal) no está en duda, pero el individuo desea que fuera diferente porque o asocia con trastornos psicológicos o de comportamiento, y podría buscar tratamiento para cambiarla. (F66.1)

La OMS señala como códico de conducta en F66 que: «La orientación sexual en sí misma no debe considerarse un trastorno.»[3]

Este trastorno a menudo es el resultado de actitudes desfavorables e intolerantes de la sociedad o por un conflicto entre las necesidades sexuales y el sistema de creencias religioso.[5]

Referencias[editar]