Modos griegos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Modo griego»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Un modo griego es una organización de sonidos descendentes (que van de un sonido agudo a uno más grave) estableciendo distancias de tono o medio tono entre los siete sonidos que lo conforman. Los modos griegos establecen los fundamentos teóricos para lo que se denomina posteriormente escalas musicales. Para ser más comprensible esta definición, se puede construir un modo o escala si se usan las notas de una escala mayor cambiando el «punto de partida», pero haciéndolos de forma descendente, por ejemplo, de do a do, si a si, completando las siete escalas, una sobre cada sonido.

Teoría[editar]

En la teoría musical de la antigua Grecia es más apropiado emplear los términos harmonia o tonos (en plural harmoniai o tonoi), ya que la palabra «modo» es un término latino posterior.[1] Los modos griegos antiguos o escalas griegas según la tradición de Aristoxeno de Tarento eran los siguientes:[2] [3] [4]

  • Modo dórico: hypate meson–nete diezeugmenon (mi′–mi″)
  • Modo locrio (común) o modo hipodórico: mese–nete hyperbolaion o proslambnomenos–mese (la′–la″ o la–la′)
  • Modo frigio: lichanos hypaton–paranete diezeugmenon (re′–re″)
  • Modo hipofrigio: lichanos meson–paranete hyperbolaion (sol′–sol″)
  • Modo lidio: parhypate hypaton–trite diezeugmenon (do′–do″)
  • Modo hipolidio: parhypate meson–trite hyperbolaion (fa′–fa″)
  • Modo mixolidio: hypate hypaton–paramese (si–si′)

La base de la antigua teoría griega era el tetracordo, sucesión conjunta de cuatro notas en sentido descendente comprendidos en el ámbito de una cuarta justa. El dórico o dorio era el tetracordo básico de cuyas notas surgían otros tres. La unión de dos tetracordos iguales constituía el modo. El nombre de los tetracordos y sus nombres son: Dórico -simétrico, Frigio -simétrico, Lidio -simétrico, Mixolidio -asimétrico

Cada modo tenía una nota fundamental, (tónica, la primera nota de la escala), y una nota dominante (la quinta nota de una escala). La fundamental y la dominante eran las mismas notas en el modo auténtico y en su correspondiente hipo- o plagal. La diferencia era que la escala hipo- empezaba y terminaba con la fundamental y en el modo auténtico empezaba y terminaba con la dominante. Solamente las notas la', sol, fa y mi podían ser fundamentales y mi, re, do y si eran dominantes. El modo dórico era el más importante del sistema.

Tipos[editar]

Estos ocho modos se clasificaban en dos tipos:[5]

  • Modos auténticos: dórico, frigio, lidio y mixolidio, que se construían descendentemente a partir de la nota tónica del modo mediante dos tetracordos idénticos separados por un tono entero.
  • Modos plagales: hipodórico, hipofrigio, hipolidio e hipomixolidio, que se obtenían desplazando una cuarta hacia abajo los anteriores y por eso se designan con igual nombre que los modos auténticos pero con el prefijo hipo que significa «debajo», «bajo de».

Géneros[editar]

La teoría musical griega distinguía tres géneros de escalas:[6] [7]

  • En el género diatónico la interválica descendente de cada tetracordo es tono-tono-semitono.
  • En el género cromático la interválica descendente de cada tetracordo es tercera menor-semitono-semitono.
  • En el género enarmónico la interválica descendente de cada tetracordo es tercera mayor-cuarto de tono-cuarto de tono.
Los ochos modos griegos, la letra «D» indica la dominante y la «F» indica la fundamental.
Modos auténticos Ámbito Dominante Fundamental Modos plagales Ámbito Dominante Fundamental
Modo dórico mi a mi mi la Modo hipodórico la a la mi la
Modo frigio re a re re sol Modo hipofrigio sol a sol re sol
Modo lidio do a do do fa Modo hipolidio fa a fa do fa
Modo mixolidio si a si si mi Modo hipomixolidio mi a mi si mi

Evolución posterior[editar]

Durante la Edad Media se llevó a cabo una reorganización del sistema modal, de tal manera que los modos pasaron a ser ascendentes. Se les llama también modos eclesiásticos o gregorianos por ser utilizados en el canto llano litúrgico. Los sonidos que conforman cada uno de los ocho modos son el resultado de tocar sólo las teclas blancas del piano, comenzando en una determinada tecla blanca cada vez y subiendo tecla por tecla. La sucesión de tonos y semitonos en cada uno de los modos es lo que les da su carácter especial. Así, el modo en que está escrita una melodía se caracteriza por su nota final (la nota en la que termina) y su ámbito (desde la nota más grave a la más aguda).

Estos modos medievales son una copia de los ocho tonos bizantinos y tomaron sus denominaciones de los modos griegos. La iglesia bizantina desarrolló en sus orígenes un sistema de ocho modos musicales (el oktōēchos), que sirvió como modelo para que los teóricos del canto llano medieval europeo desarrollaran su propio sistema de clasificación modal a partir del siglo IX.[8] El éxito de la síntesis occidental de este sistema con elementos del cuarto libro de la serie De institutione musica de Boecio, creó la falsa impresión de que el oktōēchos bizantino era herencia directa de la antigua Grecia.[9] El término fue usado originalmente para designar a una de las harmoniai tradicionales de la teoría musical griega y tenía varios significados, entre los que se incluía el sentido de una octava formada por ocho sonidos. Este nombre fue tomado por el teórico Ptolomeo del siglo II junto con otros seis para designar sus siete tonoi o tonalidades de transposición. Cuatro siglos más tarde, Boecio interpretó a Ptolomeo en latín, aún con el sentido de tonalidades de transposición en lugar de escalas. Cuando la teoría del canto llano estaba siendo formulada por primera vez en el siglo IX, estos siete nombres más un octavo, hipermixolidio (más tarde sustituido por hipomixolidio), fueron nuevamente reasignados en el tratado anónimo Alia Musica. Uno de los comentarios sobre ese tratado denominado Nova expositio, les dio por primera vez el sentido de especies de octavas diatónicas o escalas.[10]

Los ocho modos medievales, la letra «F» indica la finalis y la «T» el tenor.[11]
Modos auténticos Ámbito Finalis Tenor Modos plagales Ámbito Finalis Tenor
Modo I / dórico / protus authenticus re a re re la Modo II / hipodórico / protus plagalis la a la re fa
Modo III / frigio / deuterus authenticus mi a mi mi do Modo IV / hipofrigio / deuterus plagalis si a si mi la
Modo V / lidio / tritus authenticus fa a fa fa do Modo VI / hipolidio / tritus plagalis do a do fa la
Modo VII / mixolidio / tetrardus authenticus sol a sol sol re Modo VIII / hipomixolidio / tetrardus plagalis re a re sol do

En cualquier caso, el sistema medieval no debe confundirse con los antiguos modos griegos, que son en realidad "escalas tipo" inseparables de fórmulas características, según un concepto todavía frecuente en las músicas de los pueblos en estado natural y orientales, unidas a una noción de altura, de timbre, simbolismo y de eco. Los modos eclesiásticos no se organizan sobre tónica y dominante, sino sobre la nota finalis, similar a la tónica y que se corresponde con la primera nota en los modos auténticos, y la tenor o nota de recitación, "que sostiene", ésta no es una dominante estrictamente porque la dominante tiene relaciones más complejas, ésta solo sostiene. Es sobre la que se realiza la salmodia.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Michels, Ulrich: Atlas de música. Madrid: Alianza, 2009 [1982], pp. 176-177.
  2. Barbera, André: «Octave Species» en The Journal of Musicology, 3 (3):229–241, 1984, p. 240. (JSTOR)
  3. Mathiesen, Thomas J.: «Greece, §I: Ancient» en New Grove Dictionary of Music and Musicians ed. Stanley Sadie. Londres: MacMillan, 2001 [1980], 6(iii)(d).
  4. «Mode;Ancient-Greek-modes» en Encyclopædia Britannica, (consultado el 21-04-2013).
  5. Pérez Gutiérrez, Mariano: Diccionario de la música y los músicos. Barcelona: Akal, 1985, vol. 2 p. 343.
  6. Mathiesen, Thomas J.: «Greece, §I: Ancient: 6. Music Theory: (iii) Aristoxenian Tradition: (d) Scales» en New Grove Dictionary of Music and Musicians ed. Stanley Sadie. Londres: MacMillan, 2001 [1980], 10:339.
  7. Barker, Andrew: Greek Musical Writings. Cambridge University Press, 2004, vol 2 pp. 12-13.
  8. Powers, Harold S.: «Mode, §II: Medieval modal theory, 2: Carolingian synthesis, 9th–10th centuries» en New Grove Dictionary of Music and Musicians ed. Stanley Sadie. Londres: MacMillan, 2001 [1980].
  9. Jeffery, Peter: «Oktōēchos» en New Grove Dictionary of Music and Musicians ed. Stanley Sadie. Londres: MacMillan, 2001 [1980].
  10. Powers, Harold S.: «Dorian» en New Grove Dictionary of Music and Musicians ed. Stanley Sadie. Londres: MacMillan, 2001 [1980].
  11. Curtis, Liane: «Mode» en Companion to Medieval and Renaissance Music, ed. Tess Knighton & David Fallows. University of California Press, 1992, p. 255.

Bibliografía[editar]

Específica
  • Aristóteles: Política. Akal, 2005. (Google libros)
  • Berle, Arnie: Mel Bay's Encyclopedia of Scales, Modes and Melodic Patterns. Mel Bay, 2003. (Google libros)
  • Burns, Edward M.: «Intervals, Scales, and Tuning» en Deutsch, D. (ed.): The Psychology of Music. Academic Press, 1998. (Google libros)
  • Hewitt, Michael: Musical Scales of the World. The Note Tree, 2013. ISBN 978-0957547001
  • Jeanneteau, Jean. Los modos gregorianos: historia-análisis-estética. Abadía de Silos, 1985.
  • Monro, David: The Modes of Ancient Greek Music. Kessinger, 2004. (Google libros)
  • Powers, Harold S. & Wiering, Frans: «Mode» en New Grove Dictionary of Music and Musicians ed. Stanley Sadie. Londres: MacMillan, 2001 [1980].
  • Solomon, Jon: «Towards a History of 'Tonoi'» en Journal of Musicology, 3(3):242–251, 1984. (JSTOR)
  • Yamaguchi, Masaya: The Complete Thesaurus of Musical Scales. Masaya Music Services, 2006. ISBN 0-9676353-0-6
General

Enlaces externos[editar]