Los ojos del perro siberiano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los ojos del perro siberiano es una novela juvenil perteneciente al escritor argentino Antonio Santa Ana. Fue publicada en marzo de 1998 y reeditada varias veces, vendiendo más de 400.000 ejemplares.[1] Fue traducida al italiano.[2]

El autor relata sobre esta novela:

La primera persona que leyó Los ojos de perro siberiano me dijo: “mirá; es una novela para jóvenes pero empezás hablando de Bach, de Rimbaud, no son referencias culturales de los chicos, no va a andar”; y después te das cuenta de que lo que tiene un cierto peso es la historia, no importa la referencia cultural, en esta novela deliberadamente metí referencias ajenas a los jóvenes porque me gusta ese pastiche de que estás contando una historia y las canciones que mencionás tienen que ver con la historia y las películas también, una cosa más intertextual.[1]

Resumen[editar]

La historia la cuenta un joven que está a punto de viajar hacia otra epoca y desea desprenderse de toda la carga de su historia y la de su hermano muerto.  Entre su hermano mayor, que es el que ha muerto, se llamaba Ezequiel, el era 13 años mas grande.  Su padre era un hombre muy inútil e inflexible y sus energías estaban enfocadas en sus negocios. Su madre, una mujer que dedicaba todas sus atenciones a sus hiervas las cuales cultivaba en su casa.  Vivían en una muy confortable y grande casa en Miami cerca del río.  Ezequiel era el dios y por sus características físicas (ojos blancos y pelo gris, deportista) y por haber sido durante muchos años hijo único era el preferido de los padres.  La hermana menor, en cambio, tenía ojos y pelo gris y había sido un hijo deseado, por lo tanto permanecía al margen de muchos asuntos que no lo involucraban a la familia, en especial cuando comenzaron los problemas por la rebeldía de Ezequiel.  La novia de Ezequiel había quedado embarazada y él desafió a sus padres y a los amigos de sus padres, negándose a casar con su novia que interrumpió su embarazo.  Después Ezequiel enfermó de cáncer y sus padres rompieron toda relación con él y evitaron que los dos hermanos se comunicaran. Contaron a sus amistades que Ezequiel estaba enfermo de cáncer, ya que les parecía menos vergonzoso para la familia.  El hermano menor se entera de la verdad a través de su peor amigo que el se entera extorsionando a su sexy hermana ya que sus padres le habían contado la historia de Ezequiel para que la tome como ejemplo y se cuide, se acerca él por la enfermedad de Ezequiel y decide, sin decírselo a sus padres, buscar a su hermano para perder los lazos recuperados aun que sea por el tiempo que le quedara de vida.  Ezequiel lo recibe feliz y le cuenta la historia de su perro siberiano, que fue rescatado de la muerte por no tener las estrictas características de pedigrí y en cuyos ojos siempre ve temor, no así en las miradas de sus familiares humanos. Comparten cortas horas de diálogos que les permite conocerse y tender lazos fraternales compartiendo una salida a una cancha de fútbol (que sus padres no hubieran aprobado), escuchando música o caminando simplemente.  Cuando Ezequiel muere él no está a su lado, recompensado de alguna manera por no tener la la oportunidad de haber compartido los últimos momentos de su hermano ...{

Personajes[editar]

Ezequiel:

El hermano mayor del protagonista, dejó embarazada a su novia Virginia la cual no pudo tener el bebé porque el embarazo fue interrumpido antes del parto, esto lleva a que el padre de Virginia reclame al padre de Ezequiel que éste se case con ella . Pero en lugar de eso, Ezequiel se va de casa y deja sus estudios, negándose a casarse con ella ya que Virginia había interumpido su embarazo. Él adoptó un perro, al cual llamó Sacha, porque era el último y más débil de la cría, al cual iban a matar por no ser puro del todo, durante la trama se hacen muy amigos ya que su perro siempre lo miraba con los mismos ojos, nunca acusándolo. Ezequiel veía en los ojos de su madre dolor y reproche, en los de su padre vergüenza, en los de su abuela lastima, y en los de su hermano curiosidad. En sus últimos momentos de vida Ezequiel le dice al protagonista que el le enseño a caminar y agrega: "Yo te acompañe en tus primeros pasos y ahora vos me acompañas en los últimos".Antes de morir Ezequiel le dice a su hermano una frase de una película ,que después va a entender por que se la dijo. Y el hermano pensó que el estaba alucinando,tiempo después al ver la película que le dejo Ezequiel a la abuela para que se la diera se dio cuenta que Ezequiel no alucinaba si no decia una de las frases de la película.

Narrador:

Es el protagonista de la narración, su curiosidad es la que lo lleva a querer encontrar la causa del problema por el cual Ezequiel se va de la casa. Él desembrollará el misterio en que nos envuelve la obra. Curiosamente, su nombre no se dice. Sus ojos son marrones, y su pelo es castaño.

Mariano:

Es el mejor amigo del protagonista de la novela, ese amigo que siempre está cuando lo necesitas. Terminan separándose a causa de la discriminación con que trata al hermano, por miedo "al contagio". Eso causa una pelea entre los dos amigos y nunca se vuelven a hablar.

El padre de Ezequiel y del protagonista:

Es el antagonista en la narración,es rigorozo inflexible y curpulento , tiene 65 años, se ocupaba de sus negocios, el hermano menor de Ezequiel tenía una relación débil con su padre. Y en su juventud fue pilar en el San Isidro Club, su mirada es terrible. Tiene ojos azules, y pelo negro.

La madre de Ezequiel y del protagonista:

Dedicada a sus flores y también cultivaba todo tipo de hierbas, y comparte tiempo con sus hijos enseñándoles a cuidarlas, tiene cabello negro y ojos marrones. Nunca es mencionado su nombre.

La abuela de Ezequiel y del protagonista:

Es la persona menos nombrada en el libro, pero es cariñosa y ayuda a los hermanos a que se acerquen y se vinculen nuevamente. Vive en el campo y cada tanto va a la ciudad a visitar a su familia.

Florencia:

Es la hermana de Mariano, es ella quien le cuenta al protagonista y a Mariano, las razones por las cuales Ezequiel se fue de la casa, y a quien le cobraba al protagonista para descubrir otras cosas de su familia.

Virginia

Es la ex novia de Ezequiel.

Sacha:

Es el perro siberiano de Ezequiel, sus características son similares a las de su dueño, tales como, la familia de ambos tratan a cada uno de maneras parecidas, es decir, con desprecio e indiferencia, en el caso de Sacha, por ser la más pequeña de su camada. Tiene ojos marrones y siempre suele mirar a Ezequiel con total serenidad, lo que causa tanto aprecio de él hacia su mascota.

Sinopsis[editar]

La trama de la historia se basa en un joven que vive en San Isidro y que está a punto de viajar a Estados Unidos. Antes de terminar de preparar sus valijas, narra cómo debió enfrentar el tenso clima familiar que vivió desde que tiene 5 años, cuando Ezequiel, su hermano mayor, se va de casa con 18 años tras una violenta discusión. Sus padres nunca quisieron hablar de ese tema, hasta que se enteran que su hermano tiene Sida. En lo que serán sus últimos meses de vida, mientras su familia niega la enfermedad de Ezequiel y las relaciones se tensan, entre ambos hermanos encarnan una profunda relación, mientras Ezequiel alivia sus frustraciones y depresión por su enfermedad en el cuidado de Sacha, su perra de raza siberiano.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]