Jesmar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jesmar
Industria Juguetes
Fundación 1946
Fundador(es) Jesús Juan y María Pérez
Desaparición 2005
Sede Biar, Alicante, Flag of Spain.svg España

Jesmar fue una empresa dedicada a la fabricación y distribución de juguetes, con sede en Biar, (Alicante, España). Se levantó en 1946 y su nombre es un acrónimo de Jesús y María, los fundadores de la empresa.

A lo largo de su historia, Jesmar destacó por la fabricación de muñecas como Cocolín, Mateo o Miryam, y por sus campañas publicitarias bajo el eslogan Jesmar para jugar.[1] La empresa desapareció en 2005 por problemas económicos y de gestión.[1]

Historia[editar]

La empresa fue fundada en 1946 por Jesús Juan y María Pérez, un matrimonio alicantino. La empresa dedicó la mayor parte de su negocio a la fabricación y distribución de muñecas, convirtiéndose en una de las más activas del valle del Juguete en la provincia de Alicante, provincia donde también se encuentran firmas jugueteras como Famosa o Feber.[1]

Durante toda su historia, Jesmar funcionó como un negocio familiar. Con seis hijos en la familia, los cinco varones asumieron distintas parcelas de la gestión y cada uno se quedó con un 20% de la sociedad. El hijo mayor, Jesús Juan, fue el director de diseño, encargado del área de producción y presidente de Jesmar tras la muerte de sus fundadores, mientras que sus hermanos asumieron otros cargos.[2] En ese tiempo, la compañía expandió sus ventas a mercados internacionales. En 1982, la empresa se convirtió en sociedad anónima y se mantuvo el control familiar. La fábrica, ubicada en Biar, llegó a contar entonces con una extensión de 40.000 metros cuadrados y más de 250 empleados.[3]

Con la caída del consumo de muñecas, Jesmar diversificó su negocio a otros sectores como artículos de guardería, pero empezó a atravesar problemas financieros. Una mala gestión le llevó a declarar la suspensión de pagos en 2000, para la que se hizo un expediente de regulación de empleo que afectó a 90 trabajadores. En ese tiempo, la empresa negoció una renegociación de deuda que permitió remontar su situación en 2002.[1] Sin embargo, la mala relación entre los hermanos que controlaban la empresa empeoró, llegando incluso a los tribunales, y la situación interna de Jesmar se complicó notablemente.[2]

Tras un nuevo concurso de acreedores, Jesmar anunció su desaparición en marzo de 2005.[3] En el expediente de extinción, se reveló que la compañía tuvo pérdidas en 2004 por valor de 2,05 millones de euros, y su volumen de negocio se redujo a más de la mitad en cinco años.[2]

Referencias[editar]

  1. a b c d Educamarketing (ed.): «Jesmar y la crisis del sector juguetero español» (en español). Consultado el 24 de noviembre de 2010.
  2. a b c El Mundo (ed.): «La juguetera Jesmar entra en la tragedia» (en español) (21 de agosto de 2005). Consultado el 24 de noviembre de 2010.
  3. a b El Mundo (ed.): «Adiós a 'Jesmar para jugar'» (en español) (21 de agosto de 2005). Consultado el 24 de noviembre de 2010.