Inmortalidad (taoísmo)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La inmortalidad en el taoísmo no se refiere a la inmortalidad física, sino a la inmortalidad espiritual, en la Tierra, lograda a través de las prácticas taoístas. En el Tao Te King Lao Tze escribió:

Aquél que alcanza el Tao es inmortal
Aunque su cuerpo muera nunca perecerá[1]

Este concepto de inmortalidad generó los llamados Ocho Inmortales que fueron practicantes de disciplinas taoístas y de la medicina tradicional china, los cuales se destacaron por sus atributos y pasaron a constituir lo que son los santos en el catolicismo para la religión tradicional china.

Tradición[editar]

Según la religión tradicional china, que tiene una gran influencia taoísta, el ser humano tiene un cuerpo físico y otro compuesto solo de energía o Chi, con las prácticas físicas y médicas adecuadas (que comprenden al Tai chi chuan y al Chi kung) además de una conducta recta de vida, se puede lograr el desarrollo del Chi y de su embrión sagrado (Sheng tai). Desarrollado el Sheng tai, el Chi abandona el cuerpo y el humano se convierte en uno más de los inmortales[2]

Concepción moderna de inmortalidad en la cultura china[editar]

La idea de inmortalidad ha evolucionado en la cultura de China. Posteriormente a la revolución se considera; genéricamente; que quien realizase un hecho histórico relevante pasa a ser un inmortal para la cultura china moderna. Así se conciben a Los Ocho Inmortales del Partido Comunista Chino que no necesariamente han realizado todos los atributos del santo taoísta. Esta concepción moderna se aleja de la filosofía taoísta, pasando a ser una inmortalidad de tipo histórica.[3]

Referencias[editar]

  1. Tao Te King (Versión variada de Chu Ta-Kao)
  2. Los métodos aplicados en el taoísmo religioso para el logro de la inmortalidad son la alquimia exterior (wai-tan) y la alquimia interior (Nei-tan). Esta última contiene técnicas de gimnasia, ejercicios respiratorios, masaje, prácticas sexuales y meditación. Todas ellas destinadas a lograr la formación del embrión sagrado (Sheng tai) o cuerpo de luz: cuando el cuerpo físico muere, el cuerpo de luz abandona la envoltura mortal, y el adepto se convierte en uno de los Inmortales (hsien) más en Taoísmo
  3. Bo Yibo, un 'inmortal' de la revolución china

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]