Hans Makart

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hans Makart 1884.png

Hans Makart (28 de mayo de 1840, Salzburgo - 3 de octubre de 1884, Viena) fue un pintor de historia academista austriaco, diseñador y decorador. Es más conocido por su influencia sobre Gustav Klimt y otros artistas austriacos, pero en su propia época fue considerado como artista importante y fue una celebridad en la cultura elevada de Viena.

Vida[editar]

Makart fue el hijo de un tesorero en el Palacio Mirabell, nació en la residencia anterior de los príncipe-arzobispos de Salzburgo. Inicialmente, recibió su entrenamiento en la pintura en la Academia de Viena entre 1850 y 1851 de Johann Fischbach. Mientras estudiaba en la Academia, el arte alemán era bajo la regla de un clasicismo, que fue enteramente intelectual y académico – dibujo claro y preciso y erudición en imágenes fueron estimados sobre todo. Makart, quien fue un mal dibujante, pero quien tiene un amor apasionado y sensual de color, fue impaciente a escapar la rutina del dibujo de la escuela de arte. Sus instructores encontraron que carecía de cualquier talento y le forzaron a salir de la Academia.

Fue a Múnich, y después de dos años de estudio independiente atrajo la atención de Karl Theodor von Piloty, y bajo su orientación, entre 1861 y 1865 desarrolló su estilo de pintura. Durante estos años Makart viajó a Londres, París y Roma para desarrollar sus estudios. El primer imagen que pintó bajo Piloty, Lavoisier en prisión, aunque se consideró tímido y convencional, atrajo atención por su sentido de color.

En su próxima obra, El caballero y los ninfas de agua, demostró para la primera vez las cualidades decorativas a las que después sacrificó todo en sus obras. Su fama se hizo establecido el año después, con dos obras, Amoretti moderno y La plaga en Florencia. Su pintura Romeo y Julieta fue comprado por el emperador austriaco para el Museo de Viena, y Makart fue invitado a venir a Viena por la aristocracia.

El príncipe Von Hohenlohe proveyó Makart con una fundición antigua en el Gusshausstraße 25 para usar como un estudio. Gradualmente lo convirtió en un lugar impresionante lleno de esculturas, flores, instrumentos musicales, requisitos y joyería que usó para crear escenarios clásicos para sus retratos, principalmente de mujeres. Eventualmente su estudio parecía como un salón y se convirtió en un punto de reunión social en Viena. Cósima Wagner lo describió como una maravilla de belleza decorativa, un trastero sublimo. Su estudio lujo también sirvió como un modelo para muchos salones de la alta clase media.

Los espacios opulentos, semi-públicos del atelier de Makart fueron el escenario de un encuentro entre el artista y su público. El artista se hizo el mediador entre niveles distintos de la sociedad: creó una esfera ambigua socialmente en la que la nobleza y burguesía podrían encontrarlos en veneración mutual del maestro.

Makart se hizo el líder reconocido de la vida artista de Viena, que en los años 1870 pasó tras un periodo de actividad febril, los resultados principales del cual son los edificios decorados del Ringstraße. No solo practicó la pintura, sino que también fue un interiorista, diseñador de disfrazas, diseñador de muebles y decorador, y sus obras decoraron la mayoría de los espacios públicos de la era. Sus obras engendraron el término estilo Makart, que completamente caracterizó la época.

En 1879, Makart había diseñado unas festividades organizada para celebrar el vigésimo quinto aniversario de la pareja Imperial, el emperador Francisco José I y su mujer Sissi. Diseñó, por sí mismo, las disfrazas, los escenarios y coches triunfos. Este fue conocido como la parada Makart, y había dado a la gente de Viena la oportunidad a disfrazarse en disfrazas históricas y ser transportados en el pasado por unas horas. A la cabeza de la parada había una carroza para los artistas, encabezada por Makart en un caballo blanco. Sus festivales fueron una institución en Viena que duraron hasta los años 1960. En el mismo año que el primer festival se hizo profesor en la Academia de Viena.

La pintura de Makart La entrada de Carlos V en Antwerp causó alguna controversia, porque Carlos V fue descrito llegando en una procesión rodeado por vírgenes desnudos; la ofensa fue la idea errónea que los nudos no tuvieron un lugar en la escena moderna. En los Estados Unidos, la pintura cayó bajo la proscripción de Anthony Comstock, que aseguró la fama de Makart allí. El público estadounidense deseó a ver que Comstock fue persiguiendo, para que pudieran ver si fue actuando correctamente o no.

En 1882, el Emperador Francisco José I ordenó la edificación de la Villa Hermes en Lainz (cerca de Viena) para su emperatriz y especificó que la decoración del dormitorio fuera inspirado de El sueño de una noche de verano por Shakespeare. Makart disenó para él un mundo de sueños fascinante que todavía existe en la Villa Hermes como una gran pintura. Desafortunadamente su diseño nunca fue ejecutado después de su muerte temprana en 1884. Su colección de arte consistió de 1083 piezas y fue subastada por H. O. Miethke.

El Plazo Makart de Salzburgo, o Makartplatz fue nombrado por el pintor.

Arte[editar]

El estilo Makart, que determinó la cultura de una época entera en Viena, fue un esteticismo, tal como no se había visto antes y nunca se ha repetido hasta ahora. Llamado el mago de los colores, pintó en colores brillantes y formas fluidas, que pusieron el diseño y el esteticismo de la obra por delante de todo. A menudo para destacar la fuerza de sus colores introdujo asfalto en su pintura, lo que ha llevado a algún deterioro en sus pinturas durante los años. Las pinturas usualmente fueron en gran escala y producciones teatrales de temas históricos. Obras como La elección papel revela la habilidad de Makart en el uso audaz del color para expresar drama además de su capacidad como dibujante virtuoso.

Makart se interesó profundamente en la interacción de todos los artes visuales y entonces en la implementación de la idea de la obra total de arte que dominó las discusiones sobre las artes en el siglo XIX. Esto fue el ideal que realizó en festividades magnificentes que organizó y centró alrededor de sí mismo. La parada Makart de 1879 fue la culminación de estos intentos. Makart fue también un amigo del compositor Richard Wagner, y puede considerarse que los dos desarrollaron los mismo conceptos y tendencias estilísticas en sus formas artísticas distintas: un asunto para enterrar los temas de historia y mitología en un marco de esteticismo, haciendo sus obras respectivas festividades históricas.

Las obras de Makart, como las de otros artistas académicos del tiempo, consistió de la pintura alegórica y pintura histórica como vista en Catherina Camaro, La caza de Diana, La entrada de Carlos V en Antwerp, Abundantia, Primavera, Verano, La Muerte de Cleopatra, Los Cinco Sentidos y Bacchus y Ariadne. Fue considerado el rival austriaco al francés William-Adolphe Bouguereau. Dentro de Austria, su competidor más cercana fue considerado como Hans Canon, y fue asociado con el escultor Viktor Tilgner, quien viajó con él a Italia.

Influencia[editar]

Además de su influencia clara en el arte académico y cultura elevada de Viena durante el tiempo, Makart también influenció un rango de pintores y decoradores quien le siguieron, incluyendo muchos quienes rebelaron contra su estilo – el más notable siendo Gustav Klimt, quien se dijo le idolatraron. El estilo temprano de Klimt es basado en historicismo y tiene similitudes claras a las pinturas de Makart. El enfoque entero decorativo de Jugendstil, el art nouveau austriaco de que Klimt fue una parte, surgió en un medio ambiente en que Makart había puesto los aspectos decorativos de arte en la vanguardia. Algunos han sugerido que la primacía del simbolismo sexual en las obras de arte de Jugendstil también tienen una influencia de la sensualidad empujada en muchas de las pinturas de Makart.

Enlaces externos[editar]