Fotolectura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La fotolectura es un sistema de lectura con toda la mente que utiliza ambos hemisferios cerebrales permitiendo altas velocidades de lectura. Se basa en la capacidad del hemisferio derecho de fotografiar mentalmente las páginas de un libro.

Fue creado por Paul Scheele como un método de lectura de avanzada alternativo al difundido método de la Lectura Rápida que se basa en un rápido movimiento de los ojos. La fotolectura utiliza la parte inconsciente de la mente además de la consciente.

Técnica[editar]

El método se divide en 5 partes principales:

  1. Preparación: Preparación del ambiente para un estado ideal de relajación y concentración.
  2. Prelectura: Exploración previa del texto.
  3. Fotolectura: Fotografía mental de las páginas de un libro o texto.
  4. Activación: Uso de Mapas Mentales y otras técnicas de activación.
  5. Lectura Rápida: Rápida re-lectura del texto del principio al final sin detenerse.

En el primer paso se crea un ambiente agradable y relajado para la lectura, libre de distracciones, y se define un objetivo de lectura. En el segundo paso se explora el texto descifrando la estructura, los temas principales y secundarios, y leyendo introducciones, prólogos o breves reseñas biográficas del autor presentes en el libro. Se notan también las palabras "gatillo" que son las palabras más representativas de la temática del texto. En el paso de la fotolectura se induce un estado de relajación en el que se pasan las páginas del libro con la vista desenfocada para exponer el material a la mente inconsciente. En el cuarto paso se activa conscientemente el material fotoleído mediante técnicas de superlectura y el uso de mapas mentales. En el último paso se realiza un lectura global del texto a velocidades variables para tomar cualquier detalle más que sirva al propósito establecido y haya sido pasado por alto.

El sistema ha sido tachado de pseudocientífico, aunque la verdad es que se trata de una teoría que postula que el ojo humano es capaz de fotografiar mentalmente una página entera de un libro. No se ha demostrado aún si la teoría es válida o no, por lo que no se puede juzgar sobre su eficacia más allá de los testimonios de la gente que lo ha usado.

Objeciones al sistema[editar]

En los Estados Unidos, la NASA realizó una estudio que concluía que el método no funciona.[1] Según este estudio, la fotolectura no tiene más ventajas que las que brinda una lectura normal. Sin embargo, a esta investigación se atribuyen varios errores metodológicos:

  1. Se utilizan en el estudio (que es una investigación preliminar) muy pocos sujetos, solamente 2 (muestra estadística pequeña).
  2. De los dos sujetos, uno de ellos es el propio autor del estudio (posible efecto de sesgo).
  3. Se utilizan tres pruebas de lectura no estandarizadas (posibles errores con el instrumento de medida).

Referencias[editar]

Enlaces relacionados[editar]