Explosión de la torreta del USS Iowa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Explosión en la torreta del USS Iowa
la explosión
USS Iowa BB61 Iowa Explosion 1989.jpg
Explosión de la torreta del USS Iowa.
Fecha 19 de abril de 1989
Lugar Mar Caribe cerca de Puerto Rico
Consecuencias 47 muertos y la torreta de artillería seriamente dañada

El 19 de abril de 1989 se produjo una explosión en la torreta de artillería número dos del acorazado USS Iowa (BB-61) de la armada de los Estados Unidos, cuando estaba de maniobras en el Caribe junto a Puerto Rico.[1] La explosión de la cabina del cañón central mató a 47 miembros de la tripulación y dañó seriamente la torreta.[2]

Las investigaciones sobre las causas de la explosión provocaron la polémica y originaron un escándalo de encubrimiento que tras su revisión culminaría en unas disculpas de la Armada de los EEUU.

Primera investigación[editar]

En la primera investigación sobre las causas de la explosión realizada por la marina de los EEUU se concluyó que uno de los artilleros de la torreta, Clayton Hartwig, que había muerto en la explosión, la causó deliberadamente.[3] Durante la investigación se produjeron numerosas filtraciones a los medios de comunicación,[4] posteriormente atribuidos a los oficiales y los investigadores, que insinuaban que Hartwig y otro marinero, Kendall Truitt, habían mantenido una relación homosexual y que Hartwig había causado la explosión a raíz de que su relación se hubiera estropeado. Sin embargo en el informe oficial la armada concluyó que no había pruebas que demostraran que Hartwig fuera homosexual, pero que realizó un acto de suicidio y que causó la explosión con un detonador eléctrico o químico.[3]

Revisión[editar]

Las familias de las víctimas,[5] los medios de comunicación, y algunos miembros del congreso no quedaron convencidos con las conclusiones y criticaron duramente la investigación.[6] [7] Los comités para las fuerzas armadas del senado y el congreso realizaron audiencias para informarse sobre la investigación de la armada y emitieron posteriormente informes que cuestionaban las conclusiones de la marina. El comité del senado pidió a la Oficina de responsabilidad gubernamental (ORG) que revisara la investigación de la armada. Para ayudar a la ORG el laboratorio General Sandia proporcionó un equipo de científicos que revisaron la investigación tecnica de la marina.

Durate su revisión Sandia determinó que se había producido un exceso de compactado de los sacos de pólvora dentro del cañón mientras se cargaba y que ese sobrecompactado podía haber causado la explosión. Una prueba posterior de la armada sobre la posibilidad de exceso de compactado confirmó que este podía causar una explosión en la culata del cañón. Los técnicos de Sandia demostraron que las pruebas físicas no apoyaban la teoría de la marina de que se hubiera usado un detonador electrónico o químico para iniciar la explosión.

A causa de estos nuevos hallazgos, la armada, con la asistencia de Sandia, reabrió la investigación. En agosto de 1991, Sandia y la ORG completaron sus informes, concluyendo que lo más probable era que la explosión hubiera sido causada por un accidente producido por el exceso de compactado de los sacos de pólvora en la culata de un cañón de 16 pulgadas de calibre.[8] Sin embargo la armada estuvo en desacuerdo con la opinión de Sandia y concluyó que las causas de la explosión no podían determinarse. La armada de los EEUU se disculpó con la familia de Hartwig y cerró la investigación.[9]

Referencias[editar]

  1. Schwoebel, pp. 1–2, Thompson, pp. 15, 93–96.
  2. Associated Press U.S.S. Iowa Returns to Port New York Times. 8 de diciembre de 1989.
  3. a b Rosenthal, "Discord Reported in Navy Over Iowa Blast Inquiry", Schwoebel, p. 243, Thompson, pp. 245–251.
  4. Rosenthal, "Discord Reported in Navy Over Iowa Blast Inquiry".
  5. Johnson, "Their Hearts Said Navy Erred About Iowa Blast", Engelberg, "Navy Finding on Iowa Blast Is Drawing Criticism", Schwoebel, p. 27, Thompson, pp. 296–298.
  6. Richard Halloran Navy Account of Iowa Explosion Is Criticized New York Times. 13 de diciembre de 1989
  7. Editorial Naval injustice New York Times. 14 de mayo de 1990
  8. Battleship blast was accident, not suicide NewScientist nº 1786. 14 de septiembre de 1991
  9. Diehl, p. 175, Schwoebel, pp. XIX–XX, 223–224, 284–287, Thompson, pp. 372, 380–382, Vistica, p. 341.

Bibliografía[editar]

  • Bonner, Kit; Carolyn Bonner and Kermit Bonner (19 de noviembre de 1998). Great Naval Disasters: U.S. Naval Accidents in the 20th Century. Zenith Press. ISBN 0760305943. 
  • Diehl, Alan E. (27 de enero de 2003). Silent Knights: Blowing the Whistle on Military Accidents and Their Cover-Ups. Potomac Books. ISBN 1574885448. 
  • Schwoebel, Richard L. (2001). Explosion Aboard the Iowa. Diane Pub Co. ISBN 0756765838. 
  • Shilts, Randy (1993). Conduct Unbecoming: Gays and Lesbians in the U.S. Military. St. Martin's Griffin. ISBN 0312342640. 
  • Thompson II, Charles C. (1999). A Glimpse of Hell: The Explosion on the USS Iowa and Its Cover-Up. W. W. Norton. ISBN 0393047148. 
  • Vistica, Gregory (1997). Fall From Glory: The Men Who Sank the U.S. Navy. Touchstone. ISBN 0684832267. 
  • Vogel, Steve (18 de marzo de 2001). «Deadly Blast Haunts Battleship's Skipper». The Washington Post. .