Enrique de la Tour d'Auvergne

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

No debe confundirse con su descendiente Enrique de la Tour de Auvergne-Bouillon, también mariscal de Francia, pero a mediados del siglo XVII

Enrique de la Tour d'Auvergne, Mariscal de Francia.

Enrique de La Tour d’Auvergne, vizconde de Turenne, duque de Bouillon, nació en el castillo de Joze en Auvernia, el 28 de septiembre de 1555. Murió el 25 de marzo de Sedán en 1623.

Biografía[editar]

Su familia era descendiente de los antiguos duques de Aquitania. Era hijo de François III vizconde de Turenne y de Eléonore, hija mayor del condestable Anne de Montmorency. Su madre murió en 1556 y su padre murió al año siguiente durante la Batalla de San Quintín, su abuelo también fue hecho prisionero durante la misma batalla.

Huérfano a los dos años, el rey Enrique II de Francia que era su padrino, nombró un procurador para que se ocupara de sus bienes. A los diez años fue enviado a la Corte quedando a cargo de Francisco de Alençon. En 1573 participó en el asedio de La Rochelle, convirtiéndose después al calvinismo. Hacia 1576 fue nombrado lugarteniente general del Alto Languedoc. En 1581, después de haber acompañado a Francisco de Alençon, duque de Anjou, a los Países Bajos, se convirtió en caballero de Enrique de Navarra y destacó en su búsqueda de ayuda contra la Santa Liga en 1590. Con el apoyo de Enrique IV, se casó con Carlota de la Marck en 1591, única heredera del ducado de Bouillon y del principado de Sedan.

Mariscal de Francia en 1592, permaneció al lado de Enrique IV después de su abjuración, lo que le permitió heredar los bienes de su esposa al fallecer ésta. Se casó en segundas nupcias con Isabel de Nassau, hija de Guillermo el Taciturno, con la que tuvo ocho hijos, seis hijas y dos varones, Federico-Murice de La Tour d’Auvergne, príncipe de Sedan y grande de Turenne. Sirvió en las campañas militares hasta la pacificación de 1597-1598. Aliado de los Grandes insatisfechos, participó en la conspiración de Charles de Gontaut-Biron y sus tierras le fueron confiscadas. En 1606 imploró el perdón y le fueron devueltos sus bienes.

Tras la muerte de Enrique IV, intrigó contra el Duque de Sully, después se alió con los príncipes descontentos con la regente, pero rechazó el nombramiento de generalísimo de los calvinistas después de la asamblea de La Rochelle de 1621.

Murió en 1623 dejando una imagen de príncipe turbulento e infiel a Enrique IV a quien debía tanto la carrera como la fortuna. Fundó en Sedan una universidad protestante que se hizo famosa, y dejó escritas sus Memorias, París 1666.