Economía de Irak

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Economía de Iraq»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La Economía de Irak se caracteriza por una fuerte dependencia de la exportación de petróleo y por acentuar un desarrollo dirigido por organismos centrales. Antes del estallido de la guerra contra Irán en septiembre de 1980, el futuro de la economía iraquí era brillante. La producción de petróleo había alcanzado el nivel de 3,5 millones de barriles por día y los ingresos del petróleo sumaban 21.000 millones de dólares en 1979 y 27.000 millones de dólares en 1980. Al comenzar la guerra, Irak había acumulado aproximadamente 35.000 millones de dólares en reservas de divisas.

Guerra Irán-Irak[editar]

La guerra entre Irán e Irak vació las reservas de divisas de Irak, asoló su economía y dejó al país agobiado por una deuda externa superior a los 50.000 millones de dólares. teléfono móvil, esto cambiaria un poco el esfuerzo que debemos realizar; aunque no deja de ser un problema porque más adelante podrían sufrir consecuencias debido a esto.

Invasión de Irak a Kuwait[editar]

La invasión de Irak a Kuwait en agosto de 1990, las subsiguientes sanciones internacionales y el daño causado por las acciones militares de la coalición internacional a partir de enero de 1991 redujeron de modo drástico la actividad económica. Las políticas de gobierno de desviar ingresos a los partidarios claves del régimen, mientras se mantenía un gran cuerpo militar y de seguridad interna empeoraron aún más las finanzas y dejaron al ciudadano común iraquí enfrentado a graves privaciones. La puesta en práctica en diciembre de 1996 de un programa de la ONU llamado, Petróleo por Alimentos mejoró las condiciones de vida del ciudadano común iraquí. Desde 1999 se le autorizó a Irak exportar cantidades ilimitadas de petróleo para financiar sus necesidades humanitarias, entre las que se incluyen los alimentos, las medicinas y las piezas para reparar la infraestructura. Las exportaciones de petróleo varían según el régimen, alternadamente, inicia o detiene las exportaciones pero, por lo general, las exportaciones de petróleo alcanzan hoy a tres cuartos del nivel que tenían antes de la guerra del Golfo. La producción per cápita y el nivel de vida siguen estando, con mucho, por debajo de los niveles que existían antes de la guerra del Golfo.

Agricultura[editar]

A pesar de tener abundantes recursos de tierra y de agua Irak es un importador neto de alimentos. De acuerdo con el programa de la ONU, Petróleo por Alimentos, Irak importa grandes cantidades de cereales, carne, aves de corral y productos lácteos. El gobierno anuló su programa de colectivización de granjas en 1981, lo cual permitió que la empresa privada adquiriera una función más amplia en la industria agrícola. El Banco Cooperativo Agrícola, con capitales de casi mil millones de dólares en 1984, tiene como objetivos de sus créditos de bajo interés y bajas garantías a granjeros privados para proyectos de mecanización, cría de aves de corral y desarrollo de huertos. De momento se encuentran bajo construcción grandes y modernas granjas ganado, productos lácteos y aves de corral. Algunos de los impedimentos al desarrollo de la agricultura en Irak son la falta de mano de obra, una administración y mantenimiento inadecuados, la salinación, la migración urbana y los trastornos causados por anteriores programas de reforma agraria y colectivización.

La importación de trabajadores extranjeros y el creciente ingreso de la mujer en trabajos tradicionalmente desempeñados por hombres ayudaron a compensar la falta de mano de obra agrícola e industrial. Un desastroso intento de drenar los pantanos del sur del país para introducir en la región cultivos irrigados simplemente destruyó una zona natural de producción de alimentos, mientras que la concentración de sales y minerales en la tierra, a causa del drenaje, dejó la tierra inservible para el cultivo.

Comercio[editar]

Las Naciones Unidas impusieron sanciones económicas a Irak después de la invasión de Kuwait en 1990. El rechazo del gobierno de Irak de permitir que los inspectores de armas entren al país para desmantelar su programa de armas de destrucción en masa ha resultado en la prolongación de esas sanciones. Según el programa de Petróleo por Alimentos, a Irak se le permite exportar cantidades ilimitadas de petróleo a cambio de provisiones humanitarias, entre las que se incluyen los alimentos, las medicinas, y las piezas de repuesto para la infraestructura.

Referencias[editar]