Dracónidas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dracónidas
Meteor falling courtesy NASA.gif
Una dracónida cayendo a Tierra
Período 6 de octubre a 10 de octubre
Fecha máximo 8 de octubre
Radiante alfa: 262º delta=+54º
Velocidad 20 km/s
Índice poblacional (r) 2,6
Tasa Horaria Cenital (THZ) variable meteoros/h
Progenitor 21P/Giacobini-Zinner

Las Dracónidas (también conocidas como Giacobínidas) son una lluvia de meteoros cuyo origen está en el cometa periódico 21P/Giacobini-Zinner. Sucede cada año, en los primeros días de octubre: siendo entre las noches del 8 al 10, más destacables. Las dracónidas son observables en las primeras horas del atardecer, en áreas con cielos despejados y oscuros. Esta lluvia de estrellas puede ser observada desde todo el hemisferio norte, zona ecuatorial y hasta la latitud -10º S (aparece en el horizonte norte, y su radiante principal está en la cabeza del Dragón de donde las estrellas parecen partir o radiar.

En 1933 y 1946, hubo tormentas de miles de meteoros de las Dracónidas. Concretamente se llegó a contabilizar en 1933 un máximo de 345/minuto (THZ = 10000). En 1.946 mediante radares se captaron máximos en horas diurnas.

El cometa 21P/Giacobini-Zinner tiene un periodo de traslación de 6 años y 3 meses (6,24 años), dado que la nube de meteoroides se traslada en la misma órbita que el cometa, pero tras él, el periodo de la nube es algo mayor, siendo de 6,7 años (6 años y y 8,5 meses aproximadamente) es cuando se observa el máximo de lluvia de estrellas, que generalmente es de muy corta duración (en minutos).

Dracónidas 2011[editar]

Según la alerta generada por la International Meteor Organization, varios estudios dan una previsión de subtormenta de actividad THZ = 700 (siete veces más intensa que la lluvia de las Perséidas) de este mismo año. De cumplirse la previsión, sería la lluvia de estrellas más intensa de los últimos 15 años.

En Europa, a primeras horas de la noche del día 8 de octubre de 2.011 serán visibles los picos máximos de dracónidas, a pesar que la Luna está en cuarto creciente avanzado, no evitará que puedan ser divisados los meteoros más brillantes.

Enlaces externos[editar]

Aleta del IMO

Bibliografía[editar]

  • Herrmann,Joachim. Atlas de astronomía. Alianza editorial. Madrid 1993