Domenico Zampieri

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Muerte de San Pedro mártir. Pinacoteca Nazionale de Bolonia.

Domenico Zampieri (conocido como Domenichino) (Bolonia, 21 de octubre de 1581Nápoles, 15 de abril de 1641), fue un prominente pintor italiano barroco del clasicismo romano-boloñés.

Biografía[editar]

Nacido en Bolonia, hijo de un zapatero, fue en sus inicios aprendiz de Denys Calvaert. Pronto le dejaría para trabajar en la Accademia degli Incamminati de los hermanos Carracci. Al trasladarse a Roma en 1601, se convirtió en uno de los aprendices más talentosos del círculo de Annibale Carracci, y trabajó junto a grandes contemporáneos como Albani y Guido Reni, así como también junto con rivales como Lanfranco. Debido a su estatura, recibió el apodo de Domenichinopequeño Domingo»).

La dama y el unicornio, fresco en el Palacio Farnesio de Roma, obra probable de Domenichino, h. 1602.

El mural de La dama y el unicornio en la serie de frescos de Annibale Carracci titulada Los amores de los dioses (Palacio Farnesio de Roma) se atribuye a Domenichino. También en el Palacio Farnesio pintó tres paisajes mitológicos, en la Loggia del Giardino (Galería del Jardín).

Con el apoyo de monseñor Giovanni Battista Agguchi, el maggiordomo del cardenal Aldobrandini y más tarde Gregorio XV, y el hermano de Giovanni, el cardenal Girolamo Agguchi, Domenichino obtuvo el encargo para la Capilla dei Santissimi Fondatori en la basílica medieval de Grottaferrata (1608-10) a unos kilómetros a las afueras de Roma, y donde el abad titular era Odoardo Farnese. También le encargaron frescos para la iglesia de Sant'Onofrio. Albani procuró que participara en la decoración del Palacio Mattei (1606-07) y Villa Odescalchi en Bassano di Sutri (hoy Bassano Romano). Reni trabajó con él en frescos del Oratorio di Sant'Andrea y en San Gregorio Magno. Trabajando en La flagelación de san Andrés (un fresco en la iglesia de San Gregorio Magno), se rumoreó que el artista había trabajado con tanta pasión, usando palabras y acciones amenazantes, y que Annibale Carracci, sorprendiéndole, exclamó con alegría: «Hoy, mi querido Domenichino, tú me enseñas a mí».

La cacería de Diana, cuadro de Domenichino en la Galería Borghese de Roma.

Después de la muerte de Annibale en 1609, la escena artística romana estaba dominada por los discípulos del maestro. Los siguientes encargos para Domenichino fueron escenas al fresco de la vida de Santa Cecilia para la Capilla Polet de San Luis de los Franceses (1613-1614). Domenichino pintó al fresco en San Silvestro al Quirinale, San Carlo ai Catinari, Santa María en Trastevere, San Andrés della Valle y Santa Maria della Vittoria en Roma, así como en la Villa Aldobrandini de Frascati.

Sus trabajos en Sant'Andrea no tuvieron el éxito esperado, y Domenichino vio decaer su estimación. Optó por trasladarse a Nápoles, donde siguió trabajando, y allí falleció.

Tanto Annibale como Domenichino estuvieron entre los pocos artistas del paisaje en el Barroco romano temprano, e influirían en Claude Lorrain en el siguiente.

Bibliografía[editar]

  • J. Pope-Hennessy, The Drawings of Domenichino at Windsor Castle, Londres, 1948.
  • M. Fagiolo Dell'Arco, Domenichino ovvero Classicismo del Primo-Seicento, Roma, 1963.
  • E. Borea, Domenichino, Milán, 1965.
  • R.E. Spear, Studies in the Early Art of Domenichino, tesi di laurea, Princeton University, 1965.
  • R.E. Spear, Domenichino, I e II tomo, Yale-New Haven-Londres, 1982.
  • Domenichino 1581-1641, catálogo de la muestra, Milán, 1996.

Enlaces externos[editar]