Compra apalancada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una compra apalancada o compra financiada por terceros consiste en la adquisición de una empresa con la ayuda de una gran parte de capital externo para alcanzar la suma necesaria. Como garantía (o "apalancamiento") se utiliza para ello de forma exclusiva o mayoritaria los flujos o activos (como bienes) de la empresa por adquirir, para asegurar y pagar el dinero prestado en la compra. Este tipo de operaciones son frecuentes entre los inversores de las denominadas private equity.

Principio de la compra apalancada[editar]

La expectativa del comprador en una compra apalancada se basa en el principio del apalancamiento. Con unos medios propios reducidos se consigue una rentabilidad financiera, siempre y cuando la rentabilidad total sea mayor que los intereses del capital de terceros. Requisito es también que la empresa objetivo tenga un flujo líquido lo suficientemente elevado para hacer frente a las obligaciones futuras.

La financiación se basa exclusivamente en la capacidad de pago de la empresa por adquirir, es por ello que se puede equiparar la financiación de una compra apalancada con la financiación de un proyecto. En la necesidad de ganar medios para el pago de las obligaciones y beneficio para el inversor, se encuentra el riesgo de la compra apalancada, tanto para la empresa que se compra, como para la compradora y para la que aporta el capital: también en el caso en que la empresa objetivo pase por dificultades financieras se deben encontrar medios para el pago de las obligaciones.

Para la realización de la inversión, el inversor declara su participación propia (denominado salida) después de un período determinado, que suele comprender 4 o 5 años. Si el siguiente comprador también es un inversor financiero, entonces se habla de compra secundaria, y si el siguiente también lo fuera compra terciaria.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]