Complot de Southampton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Complot de Southampton fue una conspiración en contra del rey Enrique V de Inglaterra, con el fin de deponerlo del trono, reemplazándolo en su lugar por Edmundo Mortimer. Los tres cabecillas del complot fueron Ricardo de Conisburgh (cuñado de Edmundo), Enrique Scrope (cuyo tío había sido ejecutado por la revuelta de 1405) y Sir Thomas Grey.

Fueron acusado de planear el asesinato del rey en el puerto de Southampton cuando intentara embarcarse hacia Francia con el fin de perseverar en la Guerra de los Cien Años. El delator de la intentona fue el mismo Edmundo Mortimer, poco antes de que se llevara a cabo. Informado el rey de las intenciones de los conjurados, ordenó rápidamente su arresto y su ejecución (Grey el 3 de agosto de 1415 y los otros el día 5 del mismo mes y año. Tranquilo, el rey viajó a Francia el 11 de agosto.