Catedral Basílica Menor de Colima

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catedral Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe
FacadeColimaCathedral02.jpg
Fachada de la catedral
Tipo Catedral-Basílica
Ubicación Colima
Flag of Colima.svg Colima
Flag of Mexico.svg México
Uso
Culto Iglesia Católica
Diócesis Diócesis de Colima
Arquitectura
Construcción 1525-1540
Estilo arquitectónico Gótico Barroco Neoclásico
Vista de la portada

La Catedral de Colima ha sido designada el 12 de octubre de 1998 por el Papa Juan Pablo II, como Basílica Menor, ya que es la primera consagrada a la Virgen de Guadalupe en América Latina. Ubicada en una de las esquinas del Jardín Libertad, en el centro de la ciudad de Colima

Breve historia[editar]

Levantada en el mismo lugar que los españoles asignaron para la parroquia y las casas reales de la ciudad. Su origen se remonta al año de 1525 durante la época colonial. Construida de adobe, adornos de oro, ladrillo y piedra soportó ésta las inclemencias del clima y los temblores siendo la catedral más antigua de México y Norteamérica

El Templo[editar]

La fachada es muy sencilla, de una sola nave protegida por dos torres a los lados. El acesso se enmarcó por arcos jónicos, dos a cada lado, cuyas columnas son estriadas, capitel adornado con volutas y un entablamento con dentículos y sobre la cornisa una balaustrada flanqueada por dos remates en forma de jarrón.

Sobre el acceso hay una ventana coral de arco rebajado con flores que descansa sobre pilastras con relieves.

En la parte superior, separado por el establecimiento, hay un pequeño tambor de gajos rematado por una cruz de cantera.

Las torres[editar]

Las torres son de un cuerpo y el campanario presenta arcos de medio punto flanqueados por partes de pilastras de fuste estriado.

El interior[editar]

En el interior del templo, predomina la decoración de los estilos Barroco y Neoclasico, sobresaliendo las tallas de madera de cedro ejecutadas por los ebanistas Manuel Cedeño y Andrés González; el púlpito es obra del renombrado tallista Othón Bustos; sobresale también la antigua escultura de San Felipe de Jesús, patrono de la ciudad desde 1668.

En su exterior presenta un atrio de pilastras cuadradas con remates de jarrón unidos con herrería colonial, predominando sus torres gemelas y su gran cúpula; actualmente, son las construcciones más altas en toda la ciudad.