Catalina de Mendoza y Sandoval

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Catalina de Mendoza y Sandoval[1] (1616-1686) fue la octava duquesa del Infantado; heredó el título al morir su hermano. Ostentó importantes cargos palatinos en la Corte de Carlos II. Era Duquesa consorte de Pastrana por estar casada en 1630 con Rodrigo Díaz de Vivar de Silva y Mendoza, cuarto Duque de Pastrana.

La Duquesa Catalina prefería vivir más en Pastrana que en Guadalajara y tuvo un pleito por el Ducado de Lerma con Diego Gómez de Sandoval, único nieto varón del primer Duque de Lerma e hijo del padre de Catalina, pues el Conde de Saldaña, Diego, se había vuelto a casar. En casa del Duque de Alba se llegó en 1659 al concierto de que el quinto Duque de Lerma sería Diego Gómez de Sandoval y que como no tenía sucesión, heredaría a su muerte su media-hermana Catalina (Duquesa de Infantado y Pastrana) los estados y el Ducado de Lerma. En 1668 murió Diego, y Catalina tomó posesión del Ducado de Lerma según el convenio de 1659, aunque aún hubo pleitos con el Duque de Medinaceli hasta 1677 en que fueron fallados a favor de Catalina.

Ésta, siendo viuda del Duque de Pastrana, mantuvo el título del Infantado hasta su muerte y tuvo cargos palatinos importantes en la Corte de Carlos II. Levantó el Convento de los Capuchinos de Jadraque, ayudó mucho al de Carmelitas de Guadalajara (dónde profesó su hija Leonor) y compró la casa de los Infantado en Chamartín de la Rosa (Madrid), donde en 1808 se alojaría Napoleón.

Referencias[editar]

  1. El nombre completo de la duquesa fue Catalina de Mendoza, Sandoval, de la Vega y Luna. Vilar y Pascual, Luis (1862). Diccionario histórico, genealógico y heráldico de las familias ilustres de la monarquía española VI. Madrid: Imprenta de D. F. Sánchez. p. 438. Consultado el 28 de octubre de 2014.