Cartucho de tinta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dos cartuchos (uno negro con tinta negra y uno o varios con tinta de colores) instalados en una impresora de inyección de tinta.

Un cartucho de tinta o cartucho de inyección de tinta es un componente sustituible de una impresora que contiene la tinta y, frecuentemente también el propio cabezal de impresión que proyecta la tinta en el papel durante la impresión.

El nombre deriva del hecho de que corresponde a un contenedor duro que se inserta en el interior de la máquina y que contiene tinta ya sea en base a agua o un solvente especial.

Cada cartucho de tinta contiene uno o más depósitos independientes de tinta. Algunos fabricantes añaden además contactos electrónicos y un chip que se comunica con la impresora.

La sustitución de consumibles es un uso importante de los cartuchos. Estos se utilizan en impresoras para contener la tinta o el tóner.

Hay varias marcas de impresoras con diferentes modelos de cartuchos: Hewlett-Packard, Epson, Lexmark, Canon Inc., Brother Industries y Okidata, entre otros. Los cartuchos suelen ser propios de la marca y casi siempre también del modelo; no existe la estandarización.

Tipo[editar]

Cartucho de impresión.

No todos los cartuchos tienen la misma forma y así tampoco son compatibles con todas las impresoras. Cada impresora utiliza una serie de cartuchos que le son propios y que pueden identificar por su código de fabricación.

Hay dos métodos de impresión que prevalecen en el mercado: el sistema de impresión térmico y el sistema piezoeléctrico. El objetivo de ambos, por distintos caminos, es el mismo: llevar la tinta a la hoja para que podamos ver la imagen.

Coloración[editar]

Originalmente los cartuchos solo contenían tinta negra pero fueron ampliados con el tiempo para también contar con tinta de colores. En la actualidad pueden encontrarse impresoras de uso doméstico de hasta 6 cartuchos independientes. Los conjuntos más comunes actualmente son:

  • Black (Negro)
  • Magenta (Rosado Magenta)
  • Yellow (Amarillo)
  • Cyan (Azul)

Y también en el caso de las impresoras fotográficas:

  • Light Magenta
  • Light Cyan

Cabezales[editar]

Algunos cartuchos incluyen también el cabezal que corresponde al dispositivo que mediante pequeñas diferencias de voltaje calienta la tinta lo suficiente para generar las microgotas que colorean el papel de acuerdo a la impresión solicitada.

Chips de protección[editar]

En el último tiempo y debido a la aparición de gran cantidad de marcas alternativas de cartuchos de tinta, las empresas fabricantes de impresoras han decidido introducir en sus cartuchos chips de detección que cuentan la cantidad de hojas impresas e identifican de manera única el cartucho. Con esto han conseguido detectar y rechazar los cartuchos no originales y también evitar o dificultar el rellenado de los cartuchos.

Para evitar este tipo de dispositivos se han creado los cartuchos autoreseteables y los sistemas de impresión continuos.

Remanufactura y Compatibles[editar]

Existen diversos métodos para reutilizar cada cartucho. Esta práctica disminuye la generación de la basura que representan los cartuchos originales agotados. Actualmente existen empresas de cartuchos, llamados depot, que reciben y reutilizan los cartuchos agotados y los rellenan. Se considera una buena práctica ecológica.

Véase también[editar]