Captura de la flota holandesa en Den Helder

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Captura de la flota holandesa en Den Helder
la Primera Coalición
Capture flotte hollandaise.jpg
Captura de la flota holandesa en Den Helder
Fecha 21 de enero de 1795
Lugar Entre Den Helder y la isla de Texel, provincia de Frisia, Países Bajos
Resultado Captura francesa de la flota holandesa
Beligerantes
Bandera de Francia Francia Bandera de los Países Bajos Provincias Unidas
Fuerzas en combate
Un escuadrón del 8º regimiento de húsares, un batallón de infantería 14 navíos de línea (850 cañones)
Bajas
Ninguna Ninguna

Aunque este acontecimiento estuvo lejos de ser decisivo durante el transcurso de las Guerras revolucionarias francesas, la captura de la flota holandesa en el Helder es un hecho totalmente excepcional: la caballería francesa asaltó una flota holandesa.

La campaña[editar]

El general Pichegru dirigió con éxito la campaña de otoño de 1794, durante la cual llevó a cabo la conquista de Holanda. Entró en Ámsterdam el 19 de enero de 1795 para establecer sus cuarteles de invierno.

Desarrollo[editar]

Sin embargo, recibe informes acerca de una flota holandesa estacionada en Den Helder, situado aproximadamente 80 km al norte de Ámsterdam. Como el invierno estaba siendo extremadamente riguroso, los ríos y las costas estaban helados. El general de brigada Jean-Guillaume de Winter fue enviado por Pichegru al frente de un destacamento del 8º regimiento de húsares. Este holandés, que recibió una formación naval, servía en el ejército francés desde 1787, y lideraría la flota holandesa en la batalla de Camperduin. Tenía como misión impedir la ocupación británica del Helder, y de evitar igualmente que la flota holandesa, compuesta por 15 navíos de los cuales 11 estaban totalmente equipados y armados, llegase a Gran Bretaña. Llegó en la noche del 2 Pluvioso (21 de enero), acompañado por tropas de infantería. La flota holandesa permanecía allí, estancada en el hielo. Cada húsar llevaba un infante del 15º regimiento de infantería ligera consigo.

Después de haber tomado las precauciones necesarias para evitar que los cascos de los caballos despertasen a los marinos, el lugarteniente-coronel Louis Joseph Lahure inicia el asalto. El hielo no cede, y los navíos holandeses son abordados por los caballos.

Desgraciadamente para los holandeses, al estar sus navíos inclinados, no pudieron disparar con su artillería a la caballería francesa, pues apuntaba bien por encima de esta. Así pues, no tuvieron medio de defenderse.

Consecuencias[editar]

Las consecuencias a nivel humano son ideales, puesto que no hubo ni un solo herido. En cuanto al apartado material, los franceses capturaron 14 navíos de línea, armados con 850 cañones, y varios navíos mercantes. No es un caso único en los anales militares, pues en 1585 el Tercio del Maestre de Campo Francisco de Bobadilla combatiendo durante la Guerra de los Ochenta Años capturó la flota del almirante Holak en la isla de Bommel, echo conocido como el Milagro de Empel.[cita requerida]