Campo de concentración de Ohrdruf

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una sección del campo de concentración. Se puede apreciar una torre de vigilancia, un cuartel y alambre de púas.

El Campo de concentración de Ohrdruf fue un campo de concentración nazi situado en la ciudad de Ohrdruf, Alemania.

En 1936 introdujo aquí el Correo imperial un centro directivo de teléfonos. En 1941/42 se instaló un pequeño campo de prisioneros de guerra rusos. En el otoño de 1944 se hizo cargo del campo las SS, que instaló en el terreno del campo un comando externo de Buchenwald, con el nombre de Ohrdruf S III (“Ohrdurf-Nord”). Los trabajadores en régimen de esclavitud construyeron aquí un Cuartel de Mando subterráneo para Adolf Hitler. Además fueron forzados a excavar extensos túneles y complejos de defensa subterráneos. En marzo de 1945 este campo albergaba 11.700 prisioneros.

De acuerdo con el libro escrito por el historiador alemán Rainer Karlsch y publicado en 2005, Ohrdruf pudo haber sido una de las sedes donde los nazis probaron su proyecto de energía nuclear, matando en el proceso a varios prisioneros de guerra bajo la supervisión de las SS. Esta investigación, sin embargo, no es unánimemente aceptada.

El 30 de enero de 1945, durante los crímenes de finales de guerra, fueron transportados a Belsen-Belsen 1.000 trabajadores forzados, muriendo en la operación la mayor parte de ellos.

El 2 de abril de 1945 fue obligada la mayor parte de los internados a cubrir a pie y bajo la vigilancia de los guardianes SS los 51 km que lo separan de Buchenwald. Apenas puede calcularse el número de prisioneros que durante esa marcha cayeron y murieron o, mejor dicho, fueron ejecutados por los vigilantes SS.

El 4 de abril de 1945 fue tomado el lugar por la 4ª División de Tanques americana, que instaló allí un campo de paso para los prisioneros rusos liberados. El Campo de Muerte Ohrdruf fue así el primer campo de concentración nazi que fue liberado por el ejército americano.

El campo de trabajos forzados Ohrdruf llegó incluso a ser visitado por el general Eisenhower, que se empeñó en hacer que tanto sus tropas como la población civil habían de contemplar con sus propios ojos durante los días siguientes este centro de crímenes nazis.

Al verlo, el General Patton se sintió mal y el propio Eisenhower se descompuso. El mariscal de campo del ejército americano obligó al alcalde de la ciudad y a su mujer a realizar dicha visita. Al llegar de regreso a su casa, ambos se suicidaron.

Los soldados americanos obligaron a la población a enterrar los cadáveres de los internados y a limpiar todas las instalaciones. Prácticamente ningún habitante de la localidad se salvó de ver con sus propios ojos el horror que habían ocasionado a gente inocente. En julio de 1945 entregaron los americanos esta zona al ejército soviético.

Véase también[editar]