Calculadora gráfica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Calculadora gráfica TI 82.

Con calculadora gráfica se hace referencia típicamente al tipo de calculadoras de bolsillo que son capaces de representar gráficas, resolver sistemas de ecuaciones y realizar muchas otras tareas con variables. Los modelos avanzados permiten la manipulación de expresiones matemáticas simbólicas; aunque todavía pueden encontrar limitaciones a la hora de resolver ciertas expresiones. Estas calculadoras son capaces de resolver sistemas matriciales y determinantes, y una gran cantidad de tareas con variables como integrales, ecuaciones de cuarto, tercer o segundo grado y derivadas.

La primera calculadora gráfica fue desarrollada por Casio en 1985 [1]. Posteriormente, otras marcas siguieron su trayectoria. Las más conocidas son Texas Instruments (TI) y Hewlett-Packard (HP). Todas ellas son similares en cuanto a prestaciones y potencia, si comparamos modelos afines. No obstante, se pueden diferenciar en el enfoque que cada marca persigue: Casio es una marca popular en el mundo educativo tanto en Europa como en Asia, TI es la referencia en los institutos en Estados Unidos y HP adquirió su fama en el campo de la ingeniería cuando lanzó sus primeros modelos.

A pesar de esa aparente igualdad entre las marcas, cada modelo tiene sus ventajas e inconvenientes. En general, se puede decir que la calculadora HP es una calculadora completa, pero compleja de manejar; que, además, ofrece la opción de la Notación polaca inversa. Está diseñada para profesionales e investigadores. Casio es fácil de usar y está más orientada al estudiante. TI está a mitad de camino entre ambas, lo que la está haciendo emerger como una seria competidora.

Características de una calculadora gráfica[editar]

  • Llevan incorporado un microprocesador.
  • Son programables. El lenguaje de programación es básico, pero evoluciona con la aparición de nuevos modelos más potentes.
  • Teclado alfanumérico. Cada tecla ejecuta hasta tres funciones, siendo una de ellas la inclusión de un signo de escritura o de puntuación. Si ese signo es una letra, entonces puede representar un texto escrito o una variable de memoria. Los signos de puntuación y otros específicos son comandos del lenguaje de programación.
  • Sistema operativo actualizable.
  • Pantalla generosa que la hace favorable para la representación y el estudio de funciones.
  • Los modelos recientes permiten la realización de gráficos en tres dimensiones.
  • Trabajan con listas de datos y matrices.
  • Llevan preinstalada una hoja de cálculo (versión adaptada).
  • Son aptas para álgebra, cálculo, estadística avanzada y matemática financiera.
  • Su utilidad se extiende a las áreas de ciencias y a las ingenierías: existen programas y aplicaciones fácilmente instalables.
  • Conexión con el PC y con otros modelos compatibles de calculadoras (por cable o infrarrojos).
  • Utilizan tarjetas de memoria para guardar los programas.
  • Visualización natural, en los modelos recientes: las expresiones matemáticas aparecen en pantalla como en los libros de texto.
  • Algunos modelos tienen pantalla en color.
  • Disponen de accesorios que aumentan sus aplicaciones en la enseñanza como sensores que permiten la recolección de datos experimentales para su posterior análisis y la posibilidad de conexión a un proyector

Referencias[editar]

Artículos relacionados

Otras fuentes de información

Enlaces externos[editar]