Cañeros de San Jacinto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cañeros de San Jacinto es una danza originaria del pueblo de San Jacinto, provincia del Santa, región Áncash, Perú, cerca al puerto mayor de Chimbote. Esta danza se baila en la fiesta tradicional de la caña de ese pueblo, en honor a su patrón San Jacinto.

En el baile participan hombres y mujeres. Los miembros de cada género visten diferente para la coreografía. Los hombres usan un traje blanco y su rostro lo cubren con una careta que semeja la faz de San Jacinto. Además un sombrero típico es parte de su atuendo. Las mujeres usan un colorido traje.La falda cumple un papel importante, pues con ella se ejecuta la mayoría de los pasos; lucen en la cabeza una corona guarnecida llamativamente con flores.

Durante toda la coreografía está presente una cruz; la cual es cargada por uno de los danzantes. En el epílogo de sus presentaciones danzarias, se apilan tallos de caña de azúcar en el centro poblacional, los que serán pasto de un fuego ceremonial, como parte de un ritual atávico.

Los pasos de la danza son calificados como agotadores para el ejecutante; pues los varones utilizan mucho la fuerza y resistencia de las piernas. Y los brazos en las mujeres asumen mucha dinámica.Todo lo cual exige bastante fortaleza y brío sostenido.

Introducción[editar]

Ancash es una región privilegiada de nuestra historia a la par que es también una suerte de vademécum de los más valiosos paisajes de la tierra. No fue casual, por eso Julio C. Tello la escogió como escenario principal para examinar los orígenes de las civilizaciones andinas.

Etimología[editar]

Ancash proviene del quechua ankash ( en castellano liviano, ligero, de poco peso).[1] Antecedentes: después del terremoto del 10 de noviembre de 1946 que destruyó gran parte de los pueblos de la provincia de Sihuas, donde el pueblo de Acobamba quedó sepultado; se dio inicio a la emigración de dichos poblados afectados hacia la provincia de Santa en el valle de Nepeña. Realizando todo el traslado a pie por la Cordillera Negra buscando la posibilidad de encontrar trabajo en las haciendas. San Jacinto fue la hacienda que albergó gran parte de pobladores de la sierra así también los que llegaban de la costa buscando mano de obra (sobre todo descendientes afrocosteños), los mismos que por su condición sufrían discriminación, recordándoles su pasado de esclavitud encerrándolos muchas veces a manera de castigo en los galpones.

Génesis de la danza[editar]

Con el paso del tiempo se da la danza en el valle del Purhuay con el ir y venir de los pobladores que regresaban de la hacienda San Jacinto hacia sus pueblos de origen. Es así que en uno de estos viajes El Santo es llevado al valle de Purhuay para la Fiesta de la Virgen de La Natividad el 8 de Setiembre. En honor a San Jacinto y festejando a la Virgen es que los pobladores de esta zona bailan por primera vez la danza recreando los pasos y movimientos de los hacendados en forma satírica con una muestra de agilidad y destreza, bailando con sus cañas y machetes, recordando los tiempos de trabajo en la hacienda.

Fecha de la festividad[editar]

La Fiesta de la Virgen de la Natividad en el valle de Purhuay se celebra cada 8 de setiembre teniendo como concurrencia los pueblos aledaños como Jocos, Quilca, Chingalpo, Acobamba, Quiches, quienes asisten con sus pachaques (grupos de danza) para la celebración de Mama Ñati.

Clasificación y mensaje[editar]

Por la festividad en que se presenta como una danza para hacer ciertos ritos y ofrendas, se clasifica como una danza costumbrista de fiesta religiosa. Como parte de una tradición renacida es comunitaria; ocasión que participan por lo general los trabajadores de las exhaciendas; hombres y mujeres comandados por el capataz de la hacienda ejecutan sus pasos y cantos dando gracias al santo patrón a través de ritos. También se sostiene que se hace una remembranza de cómo los obreros de las haciendas donde se cultivaba caña de azúcar, llevan al Santo patrón a las chacras del valle, para que bendiga a la tierra y así la pachamama les dé buen fruto en sus cosechas, lo hacen imitando a los patrones de esa época, ya superada con la reforma agraria de 1969. Por las los gestos burlescos a los antiguos explotadores, esta danza se cataloga como festivo-satírica.

Actores y roles[editar]

  1. Capataz: Comanda a todo el Pachaque.
  2. Cañeros: Representan el mestizaje de lo autóctono con lo foráneo.
  3. Kiyayas: Mujeres que con el paso del tiempo se acoplan y acompañan a los cañeros.
    Personaje encargado de llevar una cruz adornada de Palmeras, espejos y cintas multicolores.

Fases de Representación de la Danza En la representación artística, se recoge parte de la secuencia de las actividades llevados a cabo como son: - Procesión con una cruz: Que representa la llegada de los comuneros a la capilla de Purhuay.

- Llegada a la Iglesia de Purhuay: donde se hace al pago u ofrenda con frutas con cantos y coplas por parte los familiares del mayordomo.

- Presentación de la danza: homenajeando a la virgen.

-Quema de Caña: Ritual a la tierra.

- Baile con bandera: Una sola persona que representa al capataz.

- Demostración de destreza y habilidad: Forman la torre entre los cañeros.

- El canto de todos los asistentes:

- Despedida: Se repite la procesión con la cruz adornada con espejos sujetados con una fajas en la cintura de un poblador y sostenida con cintas de colores por las mujeres o Kiyayas.

Dinámica y estructura[editar]

Instrumentos de música[editar]

  • Quenilla o Pito
  • Tambores
  • Bombo

Versos[editar]

Los ángeles cantan con voz celestial
Jacinto de gloria de amor y de paz
Habla San Jacinto suplica Jesús
Soy un pobre esclavo tu hijo y señor.

Herramientas[editar]

- Machete Utilería

- Bandera

- Cañas de azúcar (usada por mujeres y varones)

- Cruz de madera


Citas y notas[editar]

  1. «Diccionario quechua Ancash-Huailas», Parker y Chávez, Minedu, Lima, 1976
  • Cf. "La Enciclopedia de Áncash" de Víctor Unyén.