Código de regulación de contenidos por rombos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Código de regulación de contenidos por rombos (llamado así por la figura que se usaba para indicar la calificación del censor) fue un sistema usado por TVE entre aproximadamente 1963 y 1984 para regular los contenidos en televisión. Tenía dos niveles: un rombo (mayores de 14 años) y dos rombos (mayores de 18 años).

Historia[editar]

Surgió en 1963 como el sistema de regulación de contenidos del Comité de Censura de TVE, al haber cada vez más programas cuyo contenido no era adecuado para los niños. En un principio tenía los siguientes niveles:

  • Un rombo, que indicaba que el programa no era adecuado para menores de 16 años;
  • y dos rombos, que indicaban que el programa no era adecuado para menores de 18 años.

Aplicado por primera vez el 1 de mayo de 1963, en 1964 se suavizó el sistema y tomó su forma final, en la que un rombo significaba "mayores de 14 años" y dos rombos significaban "mayores de 18". Los rombos aparecían en la parte superior derecha de la pantalla, generalmente al comienzo del programa. A partir de los años 70, los dos rombos incluyeron, en algunas ocasiones, un tono de advertencia que sigue usándose en la actualidad.

Con la caída del régimen franquista, la censura y el control de programas en televisión se relajó, pero los rombos continuaron existiendo para calificar ciertas películas y series, en especial con contenido erótico, violento o de terror. Finalmente, en 1984, se procedió a eliminar toda clase de código de regulación, aunque se siguió empleando en periódicos hasta un año después, en 1985.

Posteriormente[editar]

A partir de 1984, en ninguno de los dos canales de TVE hubo código de regulación de contenidos y se cedió la responsabilidad a los padres, que se encargarían de decidir qué programas verían sus hijos y cuáles no. Al mismo tiempo, TVE hizo un esfuerzo por mejorar la calidad de su programación, retirando los espacios controvertidos de determinados horarios y añadiendo más programas infantiles.

Con la llegada de las televisiones privadas en 1990, y después del total descontrol y la polémica provocada en ciertos programas (por ejemplo, "¡Ay, que calor!" en Telecinco, o Tutti Frutti, también en la misma cadena), se procedió a establecer un nuevo código de regulación que se materializó en 1995, pero que no se estableció con firmeza hasta 1996, cosa que se pudo ver reflejada en que, por ejemplo, hasta el verano de ese año, en vez del nivel "no recomendado para menores de 13 años" hubiese el "no recomendado para menores de 12 años", retirado hasta 2013. Fue entonces cuando se definió el código actual.

Sin embargo, en el periodo 1984-1996 no siempre faltó un código regulador; la emisora autonómica andaluza Canal Sur fue la única que mantuvo el sistema de rombos, desde su creación en 1989 hasta 1992.[1]

Influencia[editar]

En la época del franquismo y posteriormente, el sistema del rombo tuvo mucha influencia en la decisión de visionado de programas en familia. A partir de la caída del franquismo, el símbolo fue perdiendo poco a poco su importancia y eso fue la causa de que fuera finalmente desechado. Actualmente, a pesar de existir un código de regulación de contenidos, no tiene la misma influencia que antes tuvo su predecesor.

También hay influencia del símbolo en el habla popular, pues se dice que algo "es de dos rombos" cuando tiene contenido erótico o subido de tono.

Referencias[editar]