Bunde (género musical)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bunde
Orígenes musicales Ritmos y danzas africanos e indígenas.
Orígenes culturales Ritmo y danzas provenientes de Sierra Leona y de los indígenas precolombinos del occidente colombiano y el oriente panameño.
Instrumentos comunes flauta, maracas, chuchos, tambora, tiple, guitarra, Cajón y tambor chico.
Popularidad Baja en la actualidad
Subgéneros
Chirimía, Chigualo, Guandó

El bunde es una danza y género musical autóctono de las comunidades del océano Pacífico de Colombia y Panamá.

Origen[editar]

Existen variadas opiniones sobre los orígenes o raíces de este género. Algunos investigadores sostienen que su origen es americano en el ritual del “guando” que es el nombre dado a los ritos fúnebre en las etnias precolombinas y después de la conquista. El bunde es denominado "canto llamador".

El bunde que se baila en el litoral pacífico de Colombia y Panamá pudiese provenir del "wunde", cantos tradicionales africanos de Sierra Leona.

Como ritmo musical ancestral y propio de los nativos de América está muy extendido entre las comunidades nativas como catíos y embera, descendientes directos de la cultura indígena americana conocida como Tumaco. Existen teorías que afirman que los cimarrones la aprendieron de los nativos americanos, cuando como esclavos negros durante la Colonia escapaban y se refugiaban en regiones apartadas y eran recibidos con hospitalidad por los nativos americanos del litoral Pacífico. Aún hoy se conserva ese tono hospitalario, en las canciones del bunde de Garachiné, en la provincia del Darién de Panamá.[1]

En Colombia el bunde es cantado principalmente en los velorios.[2]

En Panamá, el bunde es un tradición de siglos y en la actualidad es conocida como "la navidad auténticamente panameña", la tradición oral de Garachiné recopilada en la obra "La Mercedes de Garachiné" de Raúl Forde, apunta que el bunde en ese pueblo se originó cuando la señora Mocha Dolores, encontró la figura del Niño Dios en las aguas del río San Antonio, quien conjuntamente con su hijo Faustino Arrocha y otros miembros del pueblo le compusieron canciones para festejarlo. Actualmente el bunde es practicado para celebrar el nacimiento de Jesús.[3]

Alberto Castilla escribió una conjugación mestiza de ritmos andinos que denominó "Bunde tolimense".[4] Hasta que algún polígrafo escribió que el bunde debería de ser español puesto que era "de Castilla", sin embargo este ritmo es una mezcla entre bambuco, torbellino y especialmente la guabina huilense, por lo tanto se pone en duda su ancestralidad.

El bunde en Colombia[editar]

El bunde es típico de la Región Pacífica.[5]

El bunde colombiano tiene carácter de canción lúdica y es empleado como una expresión musical de los ritos fúnebres ejecutados a manera de rondas por niños y jóvenes mientras los adultos se ocupan del rito mortuorio.[5]

Dentro de las tradiciones fúnebres precolombinas americanas, "al muerto, se lava y se viste con su traje más pomposo". Con la noticia del fallecimiento llegan los cantores ingiriendo chichas o guarapos y fumando tabacos. Comienza los actos fúnebres con cantos de arrullos como invitaciones a descansar luego recurren juegos en los que interviene toda la concurrencia.

Es el bunde un rito fúnebre, una forma de "culto a los muertos", en el cual el dolor por la pérdida del ser querido se va transformando en motivo de regocijo, en alegría a causa de la entrada del "alma" al "reino de los espíritus".

Cuando estos cantos se aplican a los funerales de negros adultos reciben el nombre de chigualos.

El bunde con el devenir de los años dejó su carácter fúnebre, usándose esta denominación para rondas y juegos para los niños con letras o textos alusivos o explicativos de su contenido lúdico, entre los que destacan: el "chocolate", el "punto", el "trapicherito", el "florón", "la pelusa", "Jugar con mi tía", "adiós tía Cotí" "el laurel", la Margarita Batiana, la Canoa Paula, el Carpintero, la Buluca, el Quilele, Adiós tía Cotí, el Bambazú, entre otros. Además de lo anteriormente apuntado, también el nombre bunde es utilizado para cantos navideños y para los grupos instrumentales callejeros con los que se celebran las festividades de los santos patronos de la región Pacífica.[5]

El bunde tiene una íntima relación con el currulao, utilizándose el nombre de bunde solo cuando la canción es usada en los velorios de niños negros. Se compone de baile y cantos acompañados con instrumentos típicos como la marimba, los cununos (tambores de cuñas), el bombo, el redoblante europeo y el cuatro guasás o sonaja tubular.

En las fiestas patronales, se dan concentraciones callejeras donde los afrodescendientes bailan al son del redoblante europeo, el bombo europeo, platillos, trombón y el saxofón, eliminándose toda referencia religiosa, tomando las canciones un tono secular. Sin embargo a este fenómeno social se le sigue llamando bunde.

Bunde tolimense[editar]

El "Bunde tolimense" es la canción folclórica por excelencia y el himno del Tolima. Se trata de una pieza particular del músico Alberto Castilla, su nombre es un préstamo con la significación de mezcla, ya que lo es de guabina, bambuco y torbellino. En el municipio del Espinal se celebra el Festival Nacional del Bunde. Nada tiene que ver con el bunde de la Región Pacífica.[6]

El bunde en Panamá[editar]

El bunde en Panamá es un baile con un gran sentido religioso, que constituye un bello híbrido en el que se funden y armonizan los mejores contenidos de cada aporte étnico en la cultura darienita, este baile típico no es más que una danza religiosa alegre y continuamente animada con real fervor.

EL BUNDE ES UNA BOBADA DE tiempo, los lugareños recogen limosnas que pueden ser en dinero efectivo o en especies, lo que posteriormente es vendido en la comunidad para costear cada noche de celebración.

Referencias[editar]

Véase también[editar]