Bonnie Blair

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bonnie Blair

Bonnie Kathleen Blair (nacida el 8 de marzo de 1964 en Cornwall Nueva York) fue una de las mejores patinadoras de velocidad de su tiempo y una de las atletas más condecoradas en la historia de los Juegos Olímpicos. Blair compitió para los Estados Unidos en cuatro Olimpiadas, y en su carrera Olímpica ganó cinco medallas de oro y una medalla de bronce.

Blair nació en Cornwall, Nueva York y creció en Champaign (Illinois). Después de graduarse en la Centennial High School en Champaign, se trasladó al área de Milwaukee para entrenar con el equipo nacional de patinaje de velocidad de los Estados Unidos.

Blair apareció por primera vez en unos Juegos Olímpicos en los de Sarajevo en 1984. No consiguió ninguna medalla pero demostró sus capacidades acabando octava en los 500 metros con sólo 19 años de edad. En los Juegos Olímpicos de Calgary 1988, Blair ganó los 500 metros y obtuvo un bronce en los 1.000 metros. En la carrera de 500 metros, Blair estableció un récord mundial completando el evento en 39,10 segundos. Ella ganaría de nuevo en los Juegos Olímpicos de Albertville 1992 en los 500 y 1.000 metros (1:21.90).

Blair sacó ventaja de un cambio de las reglas Olímpicas. En 1986, el Comité Olímpico Internacional votó organizar los Juegos Olímpicos de Invierno y los Juegos Olímpicos de verano en ciclos de cuatro años alternos. Así, los siguientes Juegos Olímpicos de Invierno se celebrarían en febrero de 1994 en vez de en febrero de 1996. Los Juegos Olímpicos de Lillehammer 1994 fueron en cierto modo una coronación para Blair. Volvió a ganar el oro en las carreras de 500 metros (39.25) y 1.000 (1:18.74) metros con estilo dominante. Blair acabó 0,36 segundo por delante de segundo mejor tiempo en los 500 metros y su margen de 1,38 segundos en la carrera de 1.000 metros es el margen de victoria más grande en la historia de esta modalidad. En el proceso se convirtió en la primera mujer estadounidense en ganar cinco medallas de oro.

Después de las Olimpiadas de 1994, Blair continuó compitiendo. En marzo de 1994, Blair estableció otro récord mundial en los 500 metros, convirtiéndose en la primera mujer en completar la carrera en menos de 39 segundos (38.99). El 18 de marzo de 1995, Blair apareció en su última carrera y se marchó como campeona. En ese día, Blair estableció el récord estadounidense en los 1.000 metros (1:18.05).

Blair ganó varios premios prestigiosos, incluyendo el Premio James E. Sullivan de 1992, el Oscar Mathisen Award de 1992 (siendo el primer ganador femenino de este premio) y el Deportista del Año de Sports Illustrated, junto con Johann Olav Koss, en 1994. También fue seleccionada como la Atleta femenina del Año por Associated Press en 1994.