Barnenez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Barnenez es un enorme cairn (túmulo de piedras neolítico) localizado en la pequeña península de Kernelehen, perteneciente a la municipalidad de Plouezoc'h, en Finisterre (Bretaña, Francia). Se encuentra a 10 km al norte de la ciudad de Morlaix. Se alza frente al mar, en un promontorio costero que domina el Canal de la Mancha. Este cairn y otras construcciones del mismo tipo (como el cairn de la isla de Carn, también en la región de Finisterre) se cuentan entre los monumentos más viejos de Europa y del mundo, a juzgar por las fechas que han arrojado las dataciones del carbón vegetal del interior de las sepulturas. Barnenez es un ejemplo destacado del megalitismo europeo. Es parte del patrimonio histórico de Francia.

Descubrimiento[editar]

La existencia del montículo es conocida desde hace mucho tiempo, pero hasta 1955 no se descubrieron sus estructuras megalíticas internas. La exposición de las mismas fue incidental: un contratista de caminos adquirió una cantera y empezó a excavarla para obtener su grava. Sus máquinas habían desgajado el extremo noroccidental de la colina (una cuarta parte) cuando descubrió que en realidad era un gran túmulo artificial. De hecho, otro cairn de dimensiones más reducidas, situado algo más al norte, había sido ya completamente destruido en 1954 por los trabajos de extracción. Afortunadamente, la comunidad científica francesa se movilizó y logró salvar el cairn de Barnenez.

Características[editar]

El cairn de Barnenez.

Tiene una longitud de 70 m, una altura de 9 m y una anchura es de 25 m en su parte occidental y 20 m en su parte oriental. En realidad está compuesto por dos túmulos adyacentes. Hacia el 4300 a.C. se levantó un primer túmulo trapezoidal. Más tarde, en una fecha no posterior al 4100 a.C, el monumento se amplió construyendo un segundo montículo en el lado oeste del primero. El segundo túmulo se halla en una pendiente, lo que obligó a sus constructores a levantar un muro de contención. Todo el monumento fue edificado mediante terrazas sucesivas de muros verticales

Vista frontal del cairn.
Vista frontal del cairn.

El volumen de las piedras utilizadas es de 6500-7000 m³, con un peso de 12-14 toneladas. Respecto a los materiales, para el primer montículo se usó exclusivamente dolerita metamórfica, de color verdoso, abundante en los alrededores. Para el segundo se empleó granito procedente de la cercana isla de Stérec. Ello permite al observador distinguir con facilidad las dos partes del monumento.

Dentro del cairn hay 11 tumbas de corredor: 5 en el montículo oriental y 6 en el occidental. Para denominarlas, a cada una se le ha asignado una letra, de la A a la J. Todos los accesos exteriores a las tumbas se hallan en la pared sur del monumento. Sus corredores, hechos con losas de granito, miden entre 7 y 12 m de longitud. Una de las tumbas, la H, presenta una arquitectura más trabajada que el resto, con una antesala abovedada precediendo a la cámara y separada de ésta por dos pilares que muestran grabados de hachas y arcos.

Interior de uno de los corredores.

En Barnenez se han hallado cerámicas de base redonda (típicas del Neolítico bretón), así como objetos de sílex, puntas de flecha y hachas pulidas, con fechas que van desde el Neolítico hasta la Edad de Bronce.

Contexto[editar]

Losa grabada hallada en Barnenez.

Barnenez no debe ser considerado un fenómeno aislado, pues en la misma época fueron levantados muchos monumentos análogos a lo largo de toda la vertiente atlántica.

El cairn de Barnenez desempeñaba una clara función sepulcral, pero es posible que no se tratase únicamente de una necrópolis. Quizá era un enclave sagrado donde tenían lugar ceremonias comunitarias y de culto a los ancestros. Los suelos ácidos armoricanos han degradado los huesos de los individuos enterrados allí, dificultando su análisis e impidiendo un conocimiento adecuado al respecto.

Coordenadas: 48°40′03″N 03°51′31″O / 48.66750, -3.85861