Balí

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El avatara Vamaná le pide tres pasos de tierra a Balí Majarash.
Vamaná aplasta a Balí y lo envía al inframundo.

Balí o Balín es un rey mitológico de la India.

  • balī, en AITS (alfabeto internacional para la transliteración sánscrita).
  • बली en letra devanagari del sánscrito.
  • മഹാബലി en idioma malaialam.
  • Etimología: en sánscrito significa ‘ofrenda’ (porque justamente representa a un rey que lo entrega todo a Dios).

Pertenecía a la familia de los asuras (‘demonios’, según el hinduismo). Era nieto del rey Prajlada, gran devoto de Visnú.

Mito[editar]

Este rey provenía de la línea familiar de Diti (una diosa madre, en el Rig-veda). Su nombre era Indrasena.[1]

Su padre era el asura Viróchana (hijo de Prajlada) y su madre Devamba. Su hermana se llamaba Manthará (o Dirgha Yijuá). Creció bajo la tutela de su rabuelo Prajlada, quien le instiló el sentido del deber y el bhakti (devoción a Visnú). Siguiendo a su abuelo, Balí se convirtió en rey de los daitias (‘demonios’, descendientes de Diti). Hubo gran prosperidad durante su reinado. Expandió sus territorios hasta usurpar Swarga (el Cielo). Los exiliados devás (dioses) se quejaron entonces con su protector Visnú. Balí, por consejo de su gurú, Sukrá Acharia, decidió realizar un ashuá medhá iagñá (un sacrificio de caballo que servía para demostrar la supremacía de un emperador sobre todos los demás reyezuelos).

Visnú engaña a Balí[editar]

Durante el iagña, Vishnú se presentó como Vamaná, un ‘enanobráhmana y le pidió limosna (como es la costumbre de los sacerdotes durante un sacrificio de fuego). Pidió solamente un área de terreno equivalente a tres pasos. Balí, que había hecho un voto de no negarle nada a nadie, rápidamente ordenó que se cumpliera el deseo del enano (ignorando incluso las órdenes de su gurú). Vamaná entonces estiró su pierna y dio el primer paso, que atravesó toda la Tierra. Luego con el segundo paso atravesó todo el Cielo. Entonces Balí ofreció su cabeza al pie de Vamaná. Su cabeza fue aplastada y él fue arrastrado al Patala (infierno hindú). Sin embargo, impresionado por la devoción altruista de Balí, Vishnú le otorgó el permiso para visitar a sus súbditos una vez al año.

Percepción en la India[editar]

Los hindúes creen que fue un genuino devoto de Dios.[2] Sukadeva comparó al santo cantor Narasinja Metha con Balí.[3]

Debido a que Balí había sido devoto de Visnú, su hijo Bana no fue asesinado por el dios Krisná.[4]

En el Ioga-vásistha, el dios Rama pregunta acerca del rey Balí, y su gurú Vásista le cuenta que Balí fue un gran rey que fue siempre protegido por Visnú.[5]


Asuras contra devás[editar]

En los días del Rig-veda (fines del II milenio a. C.) había dos grupos de arios: los indoarios que creían que la madre de los dioses era Áditi, y los iranoarios (dasiu: demonios) que creían que Diti (la gemela de Áditi) lo era. Balí era descendiente de esta segunda línea. El escritor D. R. Bhandarkar escribe que el término rakshasa (demonio) podría ser equivalente a parsu (persas).[6] Agrega que este término se usa junto con asura (‘no sura’, o sea demonio) en el Parshvadi-gana del gramático Pánini.

Otros escritores creen que el famoso demonio Jirania Kashipu (‘oro-colchón’ [sexo]) en realidad representa las luchas entre iranios e indios.[7]

El escritor Askhoy Mazumdar dice que la rama daitia de los arios, podrían haber reinado en el noroeste de la India.[8] Sostiene que esta etnia aria podría haber sido la que colonizó el este y el sudeste de India.[9]

Notas[editar]

  1. Bhágavata-purana 8.22.33
  2. Evelyn J. A. EVANS, J. M. SANYAL, S. R. MITTAL: The Srimad-Bhagavatam of Krishna-Dwaipayana Vyasa (pág. 254).
  3. Behramji Merwanji MALABARI, y Krishnalal M. JHAVERI: Gujarat and the gujaratis (pág. 223).
  4. Evelyn J. A. EVANS, J. M. SANYAL, S. R. MITTAL: The Srimad-Bhagavatam of Krishna-Dwaipayana Vyasa.
  5. Dhirendra Nath BOSE: The Yoga-Vasishtha-Ramayana (pág. 132).
  6. D. R. Bhandarkar Some aspects of ancient indian culture.
  7. Jwala Prasad Singhal: The sphinx speaks: or, the story of the prehistoric nations (pág. 27).
  8. Akshoy Kumar Mazumdar: The hindu History, 3000 BC to 1000 AD.
  9. Sinha: Comprehensive History of Bihar (pág 207).

Enlaces externos[editar]