Bacará

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bacarrá»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Paleta del juego de bacará.

El bacará o baccarat es un juego de cartas muy común en los casinos, semejante a una versión simplificada del blackjack.

En el bacará sencillo, la casa es el banco. En el modo llamado chemin de fer (una variante avanzada de bacará), el banco pasa de un jugador a otro. En el punto banco (versión norteamericana), se ve cómo el banco pasa de jugador en jugador, pero realmente bajo el control de la casa. En el juego de casino se manejan tres o seis barajas de 52 cartas, barajadas en conjunto y repartidas a partir de un "shoe", nombre que se le da en inglés a una caja diseñada para contener varios mazos de naipes, y poder ir tomando éstos de uno en uno. Las cartas se diferencian en palos y figuras, con numeraciones de 10 y 0. El fin del juego es que el jugador sume con sus cartas un valor lo más cercano posible al 9 y mayor que el que tenga la banca. Este juego es famoso porque James Bond juega a él en varias películas.

Como Jugar Bacará[editar]

El bacará o baccarat es uno de los juegos de casino más fáciles de aprender, y al contrario de la mayoría de los juegos, la ventaja de la casa no es tan alta. Esto hace del bacará una opción perfecta para el jugador que recién comienza.

El juego comienza colocando una apuesta al jugador, al banquero o al empate. Se reparten entonces dos cartas, una para el jugador y otra para el banquero. La mano que más se acerque a 9 es la ganadora. Sin embargo hay ocasiones en que se extrae una tercera carta.

Las figuras tales como la J, la Q y la K, más los 10 valen cero, los ases valen 1 y las restantes cartas conservan su valor. Si el valor de las cartas repartidas superan 10, se le restan entonces 10 al total.

Ejemplo: Se reparten 4 y 8. El total es 12, se le restan 10 y la mano vale 2.

La regla de la tercera carta[editar]

Una vez que se reparten las dos cartas iniciales para el jugador y la banca, entra en efecto la regla de la tercera carta. Como jugador no se tiene poder de decisión, y las cartas se reparten de acuerdo a las siguientes reglas. Ninguna mano tendrá más de 3 cartas.

Cuando el jugador y el banquero totalizan el mismo puntaje, la mano es declarada un empate. Si el valor de las cartas o bien en la mano del jugador o la del banquero es de 8 o 9 (mano natural) luego de recibir sus dos cartas iniciales, no se reparten más cartas a ninguna de las dos manos. Si el valor de las cartas en la mano del banquero luego de repartidas las primeras dos está entre 0 y 7, la mano del jugador será tratada de acuerdo a las reglas de la tercera carta.

Si la mano del jugador totaliza entre 0 y 5 se extrae otra carta; si la mano suma 6 o 7, no se extrae ninguna carta, y si la mano suma 8 o 9 se plantan ambas manos.

Una vez que se planta la mano del jugador de acuerdo a las anteriores reglas, la mano de la banca se planta también. Si la mano del banquero suma entre 0 y 2, el banquero extrae una carta adicional; si la mano del banquero está entre 3 y 6, la tercera carta del jugador determina si la banca extrae una carta más o se planta y si la banca suma 7 entonces se planta.

  • Si la banca tiene 3, la banca extrae una carta si el jugador tiene 1,2,3,4,5,6,7 o 9
  • Si la banca tiene 4, la banca extrae una carta si el jugador tiene 2,3,4,5,6 o 7
  • Si la banca tiene 5, la banca extrae una carta si el jugador tiene 4,5,6 o 7
  • Si la banca tiene 6, la banca extrae una carta si el jugador tiene 6 o 7
  • Si la banca tiene 7, la banca se planta
  • Si la banca tiene 8 o 9, la banca se planta
  • La apuesta a la banca paga 1 a 1 menos la comisión
  • La apuesta al jugador paga 1 a 1
  • La apuesta al empate paga 8 a 1