Anáfora (retórica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La anáfora es una figura retórica que consiste en la repetición de una o varias palabras al principio de un verso o enunciado. Estos son varios ejemplos:

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
Miguel Hernández, "Elegía por la muerte de Ramón Sijé", siglo XX

La anáfora es también considerada como la repetición simple de una palabra cuando ésta va al principio de la frase, o también recurrir al texto con menciones implícitas mediante pronombres demostrativos. Por ejemplo:

Juan y Pepe fueron a pescar; éste pescó una trucha de tres kilos y aquél otra de cinco.

También se considera una deixis que desempeñan ciertas palabras para asumir una parte del discurso ya emitida. Por ejemplo:

Dijo que había estado, pero no me lo creí.

En prosa, puede consistir en la repetición de distintas frases o grupos sintácticos.

La anáfora se halla relacionada con la pragmática.

  • Se utiliza bastante en la oratoria, donde da mayor sonoridad y ritmo al párrafo en que se emplea este recurso retórico.