Amaxofobia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Amaxofobia es la fobia o miedo a conducir un vehículo que puede deberse, por ejemplo, a la inseguridad, a la participación de seres queridos en accidentes o a cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado. Etimológicamente, la palabra "amaxofobia" proviene del griego αμαχος ('amaxos' «carro») y φοβία ('fobia' «temor»). A menudo se manifiesta en verdaderos ataques de pánico y diversos individuos que padecen de amaxofobia se quejan de ansiedad y agitación en los días u horas que tienen que conducir un vehículo.

Puede presentarse en distintos grados, hasta el extremo en que esta fobia afecta la vida social del individuo; por ejemplo, evitando salir si no hay alternativas de transporte. Esto puede afectarlo profesionalmente, debido a los problemas que le ocasiona el no poder trasladarse. Se estima que unas 15000 personas lo padecen en España de las que el 87'5% son mujeres y el 12'5% son hombres.[1]

Clínicamente, es catalogada como fobia específica o trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a la exposición de objetos o situaciones específicas y, en casos graves, a representaciones.

No debe confundirse con el temor característico de los conductores novatos, el cual se puede ir superando por medio de la práctica constante.

La amaxofobia puede superarse con terapia psicológica cognitiva-conductual,[1] establecida en las fases de:

  • Toma de conciencia, para conocer como se ha instaurado en nuestra conducta y como se mantiene.
  • Técnicas de afrontamiento: Técnicas de relajación y control del pensamiento catastrofista.
  • Exposición: Acercamiento progresivo a los estímulos fóbicos presentes en la conducción.

Referencias[editar]

  1. a b Sara Montejano. «Amaxofobia: miedo a conducir.». Consultado el 09-07-2014.

Enlaces externos[editar]