Alféizar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El alféizar es un elemento constructivo que se corresponde a la parte baja de la ventana, cubriendo el antepecho. Su misión es que el agua de lluvia no penetre en el edificio, razón por la cual el alféizar tiene un vierteaguas con pendiente hacia afuera, asegurando una evacuación rápida del agua; por la misma razón de estanqueidad ha de penetrar en las jambas del hueco[1] y suele resaltarse hacia fuera formando un goterón. Por su importancia en la estanqueidad el diseño del alféizar es uno de los puntos críticos en la proyectación constructiva de los edificios.[1]

Tipos de alféizares según material[editar]

Puede colocarse una pieza de remate del muro en el hueco que funciona de alféizar y vierteaguas.

  • Hormigón: Pueden prefabricarse. Poseen una mayor resistencia ante empujes mecánicos y son fáciles de limpiar.[2]
  • Madera: Se generan pocas deformaciones debido a los cambios de temperatura y a la humedad, aunque éstas dependen del tipo de madera.[2]
  • Piedra: Gran resistencia ante empujes mecánicos.
  • Compuestos de piedras: Pueden generarse superficies muy tersas y por tanto, muy fáciles de limpiar. Pueden tener muy buen comportamiento ante la abrasión, los choques y los rayos UV.[2]
  • Metal: Normalmente de acero galvanzado o aluminio. Se tratan para resistir a las resistencias del clima.[2]

Referencias[editar]